Por - - 0 Comments

Es tan atractiva la música y llega a tocar de forma tal el corazón humano que desencadena pasiones. Por ésta razón mucha gente cree que el músico es una persona arrebatada para tomar decisiones. Un eterno ser emocional y que sólo sigue lo que demandan sus entrañas.

En mi experiencia veo que eso es una falacia.

Los grandes músicos que conozco, es decir aquellos que sobresalen del promedio, toman decisiones bastante razonadas respecto a su trabajo.

musica pasion

Independientemente de lo que parezca que son cuando están arriba del escenario, cuando se les pregunta sobre el secreto de su éxito o de su talento ellos siempre coinciden en un concepto:

El secreto es tener la disciplina y disposición para practicar de manera constante.

Esos músicos que les he mencionado procuran tocar su instrumento cuando menos media hora diaria. Coinciden en que es mas conveniente hacer esto en lugar de auto imponerse una rutina de práctica de 4 horas al día que en muchos casos es difícil de cumplir.

Y lo importante es en cada ensayo  observar los puntos débiles de la ejecución y dedicarles especial atención para fortalecerlos, en lugar de repetir la pieza varias veces de principio a fin.

El músico si bien en términos generales es un artista, primero que nada es un artesano. La mayor parte del tiempo  fuera del escenario lo invierte en tocar en su casa o estudio para ir mejorando sus habilidades técnicas e  interpretativas. Lo que el público al final mira como arte fue primero una artesanía sometida a un proceso de mejora continua.

Esto, habíamos mencionado ya en el artículo de Sonidos Marginales: “¿Para qué sirve la música?” , vuelve el camino del músico muy interesante ya que nunca se termina de aprender el dominio del instrumento, es gracias a esto que nacen nuevas técnicas que terminan siendo nuevos lenguajes de expresión en el instrumento.

Eso nos permite explicar por qué tenemos tan diversos tipos de guitarrista. Como ejemplo menciono a dos célebres para que el lector reflexione sobre los recursos de expresión tan distintos que utilizan: BB King y Eddie Van Halen.

Así que ya saben, el Rock and Roll no es pose, es resultado de un trabajo duro y continuo. Al final ese trabajo hablará por cada músico y será la llave que le abrirá las puertas.

Cierto es que la música refleja  la pasión, pero una pasión se puede expresar más claramente mientras mejor dominio tenemos de algún lenguaje.





Deja un comentario