Por - - 0 Comments

 415548587_640

Por: Yossadara Guzmán / @yosshua

“El tiempo pasa como un rugido de león” del alemán Phillip Hartmann es ante todo un grito de auxilio para alguien que está en la crisis de finales de los 30 que se pone a reflexionar sobre el paso del tiempo, y a luchar contra la cronofobia, una manera de lograrlo puede ser hacer una película sobre ello, con varias escenas clave: el paso de las hojas de una agenda, las fotografías del director desde que era joven hasta la actualidad y pasarlas al ritmo del tic tac del reloj, el desierto blanco, son sólo aspectos que nos dejan ver ese rugido atemorizador y tajante que es el paso del tiempo.

Al finalizar me voy al auditorio del MUAC a escuchar la conferencia magistral de Jonas Mekas quien al terminar la presentación de su libro “Diario de cine. El nacimiento del nuevo cine norteamericano”, se pasó al auditorio para platicar con Nicole Brenez, la plática duro poco para dar paso a las preguntas, en general Mekas habló sobre su necesidad fuerte y real de compartir lo que ve y lo que los artistas hacían en esa época, de hecho siempre carga con su cámara.

Se puso filosófico al hablar sobre descubrir esos momentos que graba desde su totalidad y lo conecta con lo esencial de la humanidad, por eso le gusta captar los eventos invisibles y cotidianos porque son frágiles y se evaporan en el tiempo.

 

01

 

Después se molestó por las etiquetas que se les pone al cine: experimental, independiente, de vanguardia, comercial, etc… aunque  aceptó que a veces estamos obligados a utilizarlos como referencia; sin embargo puntualizó: “La crítica cinematográfica aún es muy primitiva”, pues no refleja las múltiples formas de hacer cine.

 

02

Al finalizar me voy a la sala Miguel Covarrubias para ver la argentina “Escuela Normal” de Celina Murga dentro de la competencia internacional de largometraje una sorpresiva intromisión a una escuela que nos permite ver su cotidianidad, sus problemas, ruidos infinitos y eventos conocidos por todos los que hemos estado en una escuela pero agregando un plus: los alumnos están siendo integrados de manera paulatina a la sociedad donde la democracia, las costumbres y las relaciones entre pares son casi idénticas afuera salvo que no existe una directora que nos encamine. Impresionante.

En esa misma sala se presentó la alucinante “La cápsula” de Athina Rachel en la sección trazos un trabajo de encargo pero con el toque característico de la directora pues  ha creado un texto visual lleno de sensualidad, horror y belleza en un mismo plano, así como del poder y la disciplina, te recuerda al grupo Client y a la menos afortunada El tríptico de las tres gracias de la banda Adult. las animaciones inspiradas en el trabajo de la artista Aleksandra Waliszewska y las actuaciones son todo un performance muy en tono con la contemporaneidad de nuestro tiempo así como los detalles tipo comercial pero enfocados a una narrativa casi-terrorífica. Las chicas improvisaban todo el tiempo, por cierto también sale Ariane Labed.

En el mismo bloque se presentó otra película de encargo “Matar extraños» de Nicolás Pereda y Jacob Shulsinger quien recurre de nuevo a repeticiones y aunque Jonas Mekas niega que un cineasta “experimente”  Pereda lo hace y pone al inicio del film una cortinilla para explicar su experimento, si bien en el plano visual se nota mejoría en el transfondo se siente un poco de engaño. Afortunadamente se agradece ver a tres buenos actores mexicanos vestidos de revolucionarios: Harold Torres, Gabino Rodriguez y Tenoch Huerta.

Para terminar con la un poco decepcionante “La batucada de los astros” de Julio Bressane quien deja pasar Lisboa, Pessoa y la poesía para darnos unos momentos con portadas de libros, el rostro y estatua de Pessoa, copas vacías estancándose.

Cineminuto FICUNAM 2013 from FICUNAM on Vimeo.





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.