Por - - 0 Comments

El foro musical independiente, para el artista el foro tiene vida. Es un monstruo de dos cabezas. Una de ellas es la que sonríe al músico y lo cobija. Le sirve de espacio para mostrar su trabajo al público. La otra lo devora, lo mastica y escupe. Lo utiliza como gancho para atraer clientela.

Esa parece ser la creencia popular, la realidad es que no es una ni otra. Para tener un punto de vista más completo le pedí su opinión en el programa de radio Beatles en el Microscopio, (que un servidor tiene a cargo) a Alex Carral. Este individuo fue fundador y operó por diez años uno de los foros independientes más representativos en Puebla en últimos años: Rockutla.

Carral nos compartió que su intención original era tener un concepto de entretenimiento distinto a lo que la gente estaba acostumbrada, inspirado en parte por el también ya desaparecido Pulque para Dos.

Con el paso del tiempo el Rockutla fue creciendo y mejorando en instalaciones y popularidad, diversas bandas locales se presentaron ahí. Además de que hicieron sus pininos bandas como Enjambre y llegaron a participar los argentinos de Gondwana por ejemplo.

Al hacerle la pregunta sobre el difícil reto de conseguir una propuesta musical auto sustentable, Carral respondió enfáticamente: “No me gusta que me digan promotor de bandas” seguido de esto, él explicó que la intención del foro era dar igualdad de oportunidad a bandas para que presentaran su trabajo con la esperanza de que fuera un empuje en su carrera.

Lo que también mencionó y que aplica para todos los foros independientes, no sólo el suyo es el hecho de que el foro conlleva gastos fijos: rentas, adquisición y mantenimiento de equipo, sueldos, mantenimiento del local, etc. Muchas veces no alcanza el dinero de la venta de cerveza para pagar a la banda.

La ganancia económica obviamente vendrá para ambos, foro y banda, mientras más gente llegue al lugar. El malentendido cae en algunos músicos que demandan una paga cuando no alcanzan a cubrir un mínimo de asistentes.

Ahora bien, estrictamente hablando (aquí ya no es sólo la opinión de Alex Carral sino la de un servidor también). El invitar a la gente a asistir a una tocada de cualquier banda demanda una cantidad de recursos humanos y materiales considerable. Son a veces necesarios meses de planeación dependiendo el tamaño del evento. Éste trabajo también tiene costos muy distintos a los del foro.

Estrictamente hablando el foro es únicamente un espacio físico. No es parte de función la promoción de eventos. Hay un elemento fundamental que no tenemos siempre presente en los sectores de música independiente: La empresa de espectáculos.

El empresario de espectáculos es un rol fundamental en cualquier ámbito cultural. El problema es que los retos que implica en cuanto a búsqueda de recursos conlleva funciones de negociación poco glamorosas, por eso es un trabajo que casi nadie quiere realizar.

Es difícil pero no es imposible, el verdadero monstruo no es el foro. El monstruo es la falta de cultura musical, ésto sí lo comentamos con Carral, además del hecho de que el público difícilmente va a buscar un producto de difícil acceso. Éste es el obstáculo mayor y cualquier empresario musical debe tener la creatividad e inteligencia para sortear.

Ya lo saben colegas músicos, antes de armar otro drama de Los Rockers también lloran armen una estrategia de venta de espectáculos, por muy modesta que sea hará una diferencia en la llegada del público.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *