Por - - 0 Comments

Alonso Arreola, virtuoso bajista mexicano de gran sencillez y calidad humana es otro músico de grandes ligas. Este es un músico que deja parte de sí en cada una de sus composiciones, las que sin duda tienen gran valor artístico.

El género  que toca éste musicazo es difícil de clasificar por su estética tan diversa. Lo más cómodo es meterlo dentro del jazz, porque el trabajo de Arreola posee una amplia libertad imporvisacional, eso no quiere decir  que tampoco no pudiera entrar en un contexto académico de música contemporánea.

Alonso padece lo mismo que varios músicos mexicanos de alto nivel. Que no es favorecido por los medios  de comunicación masiva, sin embargo ésto no es una desventaja, en ocasiones esto le permite un mayor campo de acción.

Una característica que llamó mi atención de Arreola es la manera en como encara su arte “Yo protejo mi música” -me dijo- con ésto yo entiendo que no está dispuesto a tocar nada que no le interese realmente o con lo que no se sienta identificado. No es de los que tocan por ganar dinero.

Su música no es de fácil escucha  para quienes esperan algo convencional, sin embargo, una vez puesta la atención en ella saltan elementos muy interesantes. Arreola tiene un gran dominio sobre su instrumento, no sólo tiene piezas donde demuestra gran destreza técnica de ejecución, también sabe cuando debe comportarse más lírico y dejar salir sólo dos o tres notas pero llenas de expresión.

Como además de ser músico Arreola es también un hombre de letras, no es extraño encontrar texto hablado en varios de sus temas. Otro aspecto notable son las ocasiones que hace mancuerna con su hermano José María en la batería y con una gran gama de músicos, como Trey Gunn, Michael Manring o Alejandro Otaola.

Además de ser intérprete y compositor es profesor y tiene una visión muy particular de la música. El dice que el músico debe ser como un triángulo, en un lado está la técnica, en otro la teoría y en el tercero la voz. Esos lados deben crecer en la misma proporción para lograr ser buenos músicos.  El triángulo equilátero es el camino a seguir “aunque todos somos un poco escalenos” – me comenta riéndose-.

Busquen más en la red sobre Alonso Arreola y no dejen de verlo el 18 de julio a las 8:30 pm en la Sala Telefónica del Centro Cultural Roberto Cantoral al lado de Trey gunn y Michael Manring.

Alonso+Arreola+Arreola





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *