Por - - Comentarios desactivados en Reseña: Batman, ascendiendo a la inmortalidad

 

Por: Daniel López Hernández

¿Por qué nos caemos?… Para aprender a levantarnos. Para poder ascender, debemos de haber estado en un nivel muy bajo, quizá haber tocado fondo.

Christopher Nolan, originario de Londres y con 42 años de edad, es el claro ejemplo del ascenso, ya que en cada trabajo se ha superado a si mismo. Los filmes que nos ha brindado del caballero gótico, llenos de cargas emocionales, acción y un brutal realismo, han dejado de lado trabajos anteriores sobre el personaje creado por Bob Kane en 1939. Incluso dejando fuera su trabajo sobre Batman, su obra ha ido “in crescendo”, basta con recordar dos de sus últimas películas como “The Prestige” (2006) en donde se enfrentan dos obsesivos magos que buscan ser mejor que el otro y en donde los trucos superan a la magia. Y por otro lado “Inception” (2010), en donde crea un mundo dentro de los sueños. Ahora esta a prueba si sigue bajo esa misma línea con su nueva entrega de Batman… “The Dark Night Rises” La pregunta recurrente sin duda será… ¿Superará las expectativas?

La misión

Han pasado cuatro años desde que salimos de las salas de cine fascinados con la impresionante “The Dark Night” y ha pasado el doble de tiempo para Bruce Wayne en la tercera entrega de la saga del Caballero de la Noche. Ocho años han transcurrido desde que Batman se convirtió en un fugitivo, condenado por los hechos de un Harvey Dent, llevado al límite y usado por un “agente del caos” que se jugó el futuro de Gótica dañando su símbolo de paz y justicia. Batman es perseguido por los crímenes que cometió Harvey “Dos Caras” Dent. Ahora el exilio marca la pauta para un espíritu quebrantado, ajeno a todo el exterior, en el que ya no existe razón para pelear… “No hay nada que me interese ahí fuera”, regala la voz de un hombre que ha perdido las ganas de emerger de la oscuridad. Bruce Wayne.

Christopher Nolan dirige está y, según él, última entrega del caballero nocturno, reafirmando algunos conceptos que ha manejado a lo largo del viaje al mundo “imaginario” de Batman, en donde la fantasía del personaje se ha quedado a un lado y estos mismos, son lo más apegados a la realidad. El director ha reconstruido de manera increíble el universo del héroe gótico. Ha sabido tomar elementos sobre la mitología creando una historia propia que puede ser contextualizada en nuestros tiempos, violentos, brutales, demacrados, sádicos e inmorales.

Christopher y su hermano Jonathan (autor de los guiones); han sabido rehacer los personajes de Batman, tomando elementos fundamentales de los comics, enlazándolos y plasmándolos directamente con la trama de la historia. Desde “Batman Begins” nos regalan una visión de venganza y justicia, y la delgada línea que los divide. Un encuentro con los miedos, que pueden ser usados para combatir por lo que es justo y también la filosofía de la “Liga de las Sombras”: restablecer un orden y equilibrio de una sociedad que ya esta muy desbaratada y desquebrajada. Ra´s al Ghul es el predicador visceral de dicho concepto.

Después, el magnífico puente vino con “The Dark Night”, en el año 2008, demostrándonos que la locura es como la gravedad… sólo necesitas un empujón para caer. El nivel que alcanzó el “Caballero de la Noche” fue magistral, elevó el listón hasta lo más alto. La historia, inteligentes diálogos, personajes fascinantes como el memorable y nihilista Joker; magistral música, autoría de Hanz Zimmer, que le brindaba un extra a las escenas de acción y drama. Es una obra que se sostiene por si misma. Y que es el referente más cercano de comparación. “The Dark Nitgh Rises” nace con la difícil labor de igualar o superar a sus antecesoras.

Al final de “TDN”, se respiraba un aire de caos definitivo, de desintegración social y moral, los cuales vuelven a ascender para este episodio definitivo. En manos de Bane –Tom Hardy, con un peculiar y característico tono de voz- Ciudad Gótica esta a punto de ver su suerte nuevamente. El caos y la anarquía se vienen construyendo desde las infraestructuras más bajas de Ciudad Gótica. Para dar el golpe final. El héroe enmascarado tendrá que enfrentar a una fuerza imparable, la cual viene a realizar un “ajuste de cuentas” pendiente… el despojo de la esperanza será arrojado por un borde. Bane es el líder del control despiadado y quien convertirá Gótica en el campo de batalla de una nueva revolución anarquista.

Este tercer capítulo podría ser un cuento de redención para algunos personajes, es una historia con una increíble variedad de piezas que en su conjunto trabajan para un bien común, y que han venido trabajado y funcionando desde el origen de Batman. Es una obra en la que todos los personajes sobresalen en algún momento de la película. Selina Kyle, Miranda Tate y Jhon Blake –Anne Hathaway, Marion Cotillard y Joseph Gordon-Levitt, respectivamente- brindan un aire fresco a la historia, y cada uno tendrá su momento dentro de la misma, un momento decisivo… la caja de sorpresas poco a poco se irá abriendo y con ella, la emoción esta garantizada.

Como un gran truco

El círculo se cierra con esta tercera entrega, si en ella hay un esbozo de desesperanza, Nolan nos regala un poco de esperanza o quizá un mucho de ella. Como si fuera un mago, el director ha guardado todas las sorpresas bajo un gran secreto, como un gran truco. Los trucos están dentro de la historia. Las vueltas de tuerca serán fundamentales, y nada de lo que creíamos seguirá igual al final de la película… Dejémonos engañar un poco, y no perdamos la fe.





Comments are closed.