Por - - 0 Comments

Es muy común pensar que con el simple hecho de formar una banda, ensayar un par de temas y hacer la tocada es suficiente para lanzarse al mundo del rock independiente o dependiente si ustedes gustan. Hay que trazar metas concretas.

Hace poco leí en un blog llamado musicthinktank.com un concepto que facilita la definición de metas con mayor precisión. El concepto se llama S.M.A.R.T goals. Evidentemente se trata de un acrónimo:

Specific, Measurable, Attainable, Relevant, Timed. O lo que equivale en castellano: La meta debe ser específica, medible, obtenible, relevante, acotada en tiempo.

Para ejemplo busquemos aplicar el concepto a una meta común en las bandas de rock.

“Quiero vivir de mi música”

 Sin duda es el sueño dorado de cualquier compositor/intérprete, sin embargo esta meta no es más que un comentario causal si no se le aplica el concepto SMART.

S (Specific): Es Necesario ser específicos cuando se plantea un objetivo.  El querer vivir de mi música no está explicando a detalle la forma en como que esto se manifiesta. “Quiero vivir de mi música ganando dinero por mis presentaciones”, “Por medio de las regalías de mis canciones”, “Enseñando a otros a tocar un instrumento”, etc.

M (Measurable): Tampoco sabremos si ya estamos en Acapulco mientras no veamos el mar. Hay que poner indicadores que ayuden a divisar si estamos cercanos a cumplir el objetivo, por ejemplo decir: “Nuestro proyecto musical es sostenible si logramos que genere un ingreso mensual de $20000. Teniendo un ingreso regular de tal cantidad nos permitirá renunciar a nuestros empleos y dedicarnos de tiempo completo a la banda”

A (Attainable): En vez de usar el término obtenible prefiero decir: “Que esté en nuestras manos”. Es decir, que se tenga potencialmente la capacidad de lograrlo optimizando recursos humanos y materiales, aquí entran elementos como: “Que los músicos tengan la capacidad técnica para ejecutar el género propuesto”, ” Que no sea necesario recurrir a préstamos bancarios millonarios para una campaña de publicidad”, ” Que el equipo de sonido sea lo suficientemente bueno para los foros donde se harán las tocadas”, “Que se tenga arreglado el vehículo de transporte”, entre otras cosas.

R (Relevante): Este concepto se relaciona directamente con el anterior e implica estar conscientes del entorno en el que vive la banda. Es importante tener claro que difícilmente se podrá obtener beneficio económico con un ensamble de música tradicional china tocando en bares de la Condesa o tratar de revivir el Cha Cha Cha frente a un grupo de adolescentes preparatorianos. Hay que tener claro si nuestra música será importante para el mercado a quien va dirigida.

T (Timed): Todo proyecto debe tener fecha de inicio y de terminación de lo contrario se estará invirtiendo de manera irresponsable un recurso invaluable: El tiempo, que al final es nuestra vida misma. El apostarle a una banda de Rock como empresa generadora de nuestro sustento implica un gran riesgo. De antemano la música no es un producto de primera necesidad, además dado el nivel cultural del grueso de la población mundial es muy difícil que se valore lo suficiente para que la gente pague por escucharla. Bajo estas condiciones no es imposible que una banda tenga éxito pero si poco probable. Uno no puede pasar la vida esperando ganar la lotería, es importante que la banda contemple de que fecha  a que fecha estará esforzándose por ver que su proyecto produzca el fruto deseado.

 

Bien vale la pena que todo miembro de una banda independiente o de cualquier ensamble musical con proyecto serio aplique a sus metas el concepto SMART para tener mejores posibilidades de éxito.

 





Deja un comentario