Por - - 0 Comments

1001058_473870599358007_517650613_n

Por: Ignacio Pato / ( @ipatolorente )

Nacido como un colectivo musical en el que tienen cabida amigos de la electrónica y el hip hop con base en Valencia, Ràdio Macramé acaba de lanzar un nuevo tema. Pero vayamos por partes.

A los que dicen que hay un cambio en la música desde hace unos años quizá habría que empezar a mirarlos con lupa, casi como a esos opinadores que en televisión opinan sobre internet sin saber manejar más que su correo personal. El cambio ya fue. Ahora estamos en otra era. Y, sin duda, ya no es como antes la velocidad, el ahora de hoy se diferencia mucho del ahora de hace 5 años. Pues, saben, aun hay personas que se creen artistas y que se creen con derecho a que la gente compre sus discos. Discos, por otro lado, autocomplacientes en su mayoría y que sirven a la vida cotidiana de lo mismo que sirvió la orquesta del Titanic a su salvación. Pero se entiende, tanto unos (los artistas de hoy, los del disco) como otros (los músicos del Titanic) dependían de quien se hundía. Un barco, un modelo, tanto da: un hundimiento es un hundimiento. Hacer un disco requiere tiempo, dinero e ideas.

Busquen entre los mejores de su colección, los mejores seguramente tienen una mezcla casi perfecta entre los tres ingredientes. ¿Y? Bueno, por si no se han dado cuenta en el mundo la relación inversamente proporcional entre tiempo y dinero viene a tender hacia demencial, así que, ¿qué nos queda, ideas? Si uno es artista vendediscos quizá esas ideas no vayan mucho más allá de tags como ginebra, yo, amor, yo, desamor, resaca, yo, mi, me, conmigo. De hecho, la gran mayoría lleva décadas pendiente de poder seguir quedando en sus canciones como adolescentes incapaces de mantener una relación afectiva, aunque tengan ya más de 40 años.

401944_459443100800757_207603540_n

Pero a lo que vamos, ideas hay de sobra si estás en el mundo. Mejor dicho, en este mundo. Y como las ideas vienen y los trabajadores de la música no tienen siempre facilidad para coincidir por estas cosas del mundo laboral, ¿por qué no publicar canciones colaborativas con motivo de alguna ocasión especial? Ràdio Macramé son un poco de eso, de ocasiones especiales que ellos normalizan mediante la música. Sí, estoy hablando de un colectivo que tiene cinco canciones en un año y medio y que normaliza la fiesta entre amigos, la alienación ante el engranaje de las elecciones de cada cuatro años, la impotencia de toda una ciudad ante el secuestro identitario de la misma o los campos de concentración psicológico exprés que suponen las entrevistas de trabajo. En Ràdio Macramé hay personas involucradas en Orxata Sound System o Arrap, pero sobre todo esa normalidad que hace que los que lo pasan peor se vean arropados. Cuidados electrónicos. Movimiento horizontal que abarca identidades múltiples.

El nuevo tema que acaba de lanzar Ràdio Macramé está en descarga libre pero vale su peso en oro. #Faena es, dirán algunos, un electro-rap. Otros, que es un abrazo que Panxo lanza sobre una base de Ainz. Lo importante es que existe una música hecha por y para la gente normal a la que han no-normalizado en tiempo récord (acuérdense de los últimos cinco años de los que hablábamos antes). Contra eso, difuminar la identidad y caminar a tu lado en lugar de plantarse enfrente y sobre alzas, es un arma que sólo los músicos inteligentes que antes que eso son personas, ven con claridad. Como mover el cuerpo en lugar de entristecer. Como empoderar en lugar de alienar. Como cantar sobre el nosotros y no sobre el yo.

Redes Sociales:

Web Oficial: http://radiomacrame.com/
Twitter: https://twitter.com/radiomacrame
Facebook: https://www.facebook.com/radiomacrame
Soundcloud: https://soundcloud.com/radiomacrame





Deja un comentario