Por - - 0 Comments

Cada día es más frecuente encontrar en las tiendas de autoservicio y electrodomésticos, aparatos de línea blanca que ofrecen entre sus funciones alguna prestación basada en internet.

Aunque los más comunes tienen que ver con el entretenimiento, como pantallas, reproductores de BluRay, sistemas de teatro en casa, consolas de videojuegos y aparatos de sonido, ya se pueden conseguir en el mercado refrigeradores, lavadoras y hasta cerraduras automáticas que pueden controlarse a través de un smartphone simplemente con mandar una instrucción a través de Twitter.

Esta evolución del internet y su relación con los aparatos con los que diariamente convivimos se le conoce como internet de las cosas. Se trata de la cuarta oleada del internet, una revolcuicón que viene precedida del internet de la información, el internet móvil y el internet social que hoy tiene tanto auge gracias a las redes sociales.

ISF_Infographic_1600x944

Pero eso no es todo, en la más reciente edición del Consumer Electronic Show (CES) que tuvo lugar a principios de año en Las Vegas, una gran cantidad de desarrolladores presentaron la tecnología ya se está comercializando como un tema de moda dirigido a productos como ropa, relojes o lentes.



En latinoamérica, las predicciones comerciales de la industria tecnológica señalan que el mercado de los objetos conectados a internet crecerán un 14% en América Latina durante 2014.
Se estima que entre finales del 2014 y mediados del 2015, habrán en el mundo más aparatos y cosas conectados a internet que personas usando este servicio.

Antes de lo que piensas podrías estar mandando un SMS a tu cafetera para que prepare una carga nueva mientras vas a casa, ordenarle a tu lavadora que ponga más suavizante de telas o preguntarle al refrigerador si hay suficiente leche y cuando caduca. Mientras tanto, los sensores de tu departamento podrían avisarte a través de un SMS sobre un cambio brusco de temperatura o un movimiento extraño al interior de tu casa.

El internet de las cosas ya esta aquí, no cabe duda de que eel futuro avanza más rápido de lo que creemos.

mail





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.