Por - - 0 Comments

ipod_death_2

 

Hace apenas 11 años, la salida al mercado del revolucionario iPod y su fabulosa posibilidad de llevar en el bolsillo más de 100 discos en formatos MP3 provocó la extinción progresiva de los populares Discmans, Walkmans y Minidiscs, que lideraron el mercado de los reproductores de musicales durante los ochenta y noventa.

Luego de ocupar el trono durante la última década, el éxito de los populares iPods parece estar cerca de llegar a su fin gracias a la popularización de los Smartphones y el éxito desmedido de uno de los miembros más jóvenes de su familia: el popular iPhone.

Y es que antes de la llegada del iPod Touch, la principal prestación de los iPods en sus líneas Classic, Nano y Shuffle se basó unicamente en su capacidad de almacenar música y datos en grandes cantidades. Aquella vieja premisa de que era mejor tener un aparato especializado para cada cosa ha quedado en el pasado. Hoy en día, la palabra multi funcionalidad es un atributo esencial en la decisión de compra de los consumidores de tecnología, una característica que han sabido aprovechar muy bien los desarrolladores de Smartphones.



Las cifras no son nada alentadoras. Durante el primer semestre del 2012, Apple vendió solo 6.8 millones de iPods — lo que representa una disminución del 10% con relación al año pasado. En contraste, se vendieron 26 millones de iPhones y 17 millones de iPads alrededor del mundo en el mismo periodo de 2012.

 

25-07-2012-15-47-56

 

Es obvio que los usuarios buscan opciones que además de escuchar música les ofrezcan la posibilidad de consultar redes sociales, escuchar radio local, escribir mensajes de texto, acceder a juegos de video, tomar fotos  y hablar por teléfono. Prestaciones que ni el popular iPod ni los gadgets que quedan en el mercado como el Walkman Mp3 Player  de Sony son capaces de ofrecer. Y es que, ¿quién invertiría en un reproductor musical, cuando un Smartphone es un iPod en esencia?

Además de las prestaciones tradicionales de los teléfonos celulares basados en mensajes de voz y SMS, la aparición de aplicaciones como WhatsApp, iMessage, Skype, Viber e incluso los mensajes directos en redes sociales como Facebook y Twitter han hecho que los consumidores se lo piensen dos veces antes de invertir en un gadget que solo les resuelve el tema de la música.

La simpatía por los Smartphones no solo le ha pegado al mercado de los reproductores de música, también el mercado de las cámaras  digitales semi profesionales se ha visto severamente afectado por la proliferación de los teléfonos inteligentes y su capacidad de compartir en redes sociales las fotografías que toman los usuarios.

Aunque los esfuerzos de Apple se han concentrado en el iPod Touch como opción secundaria a los SmartPhones y en el iPod Nano como evolución a los Smartwatches, las cifras indican que los gustos de los compradores siguen inclinándose hacia las Tablets y el iPhone.

Tal parece que el iPod como el último gadget musical por excelencia se extinguirá cuando deje de producirse el último iPod Classic.

 

android_vs_ios_by_phragmentation-d2tw4uf

mail





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.