Avatar Por - - 0 Comments

 

Desde hace varios años, el mundo de la música ha experimentado una inesperada demanda por conseguir ediciones especiales de discos nuevos editados en formato de vinilo. Para muchas personas, la calidad de grabación en los surcos de los discos de vinilo sencillamente no puede ser igualada por ninguna grabación por más sofisticada que sea.

Las razones de esta demanda parecen estar fundamentadas en la compresión de canales y capas de sonido que se requieren para producir un disco compacto (ya no digamos un formato en MP3). Además, muchas personas encuentran un encanto especial en el sonido de crujido que se produce cuando la aguja de una tornamesa comienza a recorrer la superficie del disco. El problema es que cada vez que se reproduce un disco en una tornamesa convencional, la aguja produce un desgaste permanente en las grabaciones.

Si consideramos que solo el 13% de los discos en vinilo producidos entre 1948 y 1996  fueron editados en formato de CD, preservar una colección de discos en buen estado paradójicamente implica NO reproducirlos nunca, para evitar dañar la grabación.



 

 

Afortunadamente, la empresa japonesa ELP produce desde hace una década una avanzada tornamesa digital que permite disfrutar de los discos en vinilo sin desgastar la superficie. Se trata de un aparato que escanea los surcos de los discos con una tornamesa láser que no daña el disco y reproduce con fidelidad el sonido tradicional de los vinilos. Aunque su tecnología es similar a la de un lector convencional de discos compactos, la tornamesa de ELP cuenta con un lector láser mucho más fino, que permite adaptarse a cualquier ondulación de la superficie.

En su página oficial, la empresa ELP Japan incluye una interesante muestra comparativa en audio sobre la calidad de sonido de su aguja láser contra la aguja metálica de los tocadiscos convencionales.

 

 

Aunque el precio de $16,000 dólares la hace un gadget prácticamente exclusivo para coleccionistas, la preservación que promete hacer de discos antiguos o de ediciones especiales vale mucho la pena. De hecho, instituciones culturales como la Fonoteca Nacional de México utilizan tecnologías similares para escanear y preservar producciones discográficas con más de 100 años de antigüedad.

Por desgracia, la tornamesa láser de ELP tiene algunas limitantes, como su incapacidad para reproducir discos con superficies transparentes o con imágenes impresas en su superficie. Aún así, el  Tocadiscos ELP Laser  seguramente estará en la mira de muchos coleccionistas y melómanos durante esta temporada de compras.

mail





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.