Por - - 0 Comments

Es difícil encontrar música electrónica de calidad, que no pierda su escencia interpretativa.  Es importante que se note la presencia humana que la maneja, es decir, que tenga ciertas imperfecciones. No todas las notas deben caer con precisión matemática ni estar afinadas hasta la última centésima de tono.

Artistas célebres como Moby en la década pasada o Erasure en los 90 lograron amalgamar el Rock/Pop con la electrónica incluyendo las características arriba descritas. Me atrevería incluso mencionar a nuestro Aleks Syntek en el 96 con su tercer disco Bienvenido a la vida, hasta ahora su mejor trabajo antes de volverse comercial.

Sin embargo aterrizados a nivel música independiente pocas bandas hay de música electrónica, por lo menos bandas que rompan el esquema de ser una persona sentada frente una computadora.

Ahora sí, a lo que nos truje: Puebla, Pue. La tierra de los camotes y las galletas de Sta. Clara, precisamente a en la calle de las dulcerías donde también vivió Aquiles Serdán es donde en una habitación dentro de una casona tenemos el cuartel general de Teleflora.

Teleflora es una banda poblana que ha evolucionado desde los esquemas rockeros más comunes hasta ir incorporando poco a poco más y mejores gadgets a su dotación evidentemente esto se refleja en su música y estilo.

Hoy tenemos un Teleflora con esquemas musicales más atmosféricos, con timbres más experimentales que escapan a los sonidos a los que estamos acostumbrados cotidianamente.  De momento me evocan a una banda de Islandia llamada Sigur Rós o a los tejanos Explosions in the Sky.

Es una música perfectamente compatible con las tendencias actuales del género electrónico. Disfrutable desde la pista baile hasta la cama. Te levanta el ánimo si estás triste y te consuela en la tristeza. Es además para un público amplio dadas sus claras estructuras musicales y sus melodías fáciles de seguir, con la ventaja de que al ser  un concepto más instrumental, no requieren de palabras para transmitirte su mensaje.

Un elemento adicional que vale la pena destacar de Teleflora es su constancia, los años pasan y el proyecto sigue, son como el árbol que flexiona su rama para que el viento no la quiebre. Son personas de trato sencillo y calidad humana intachable.

Personal: Jorge Alfani-Guitarra y programaciones, Blas Cázarez-Guitarra y sintes, Alfonso Huidobro-Bajo y sintes y Jaime Suárez-Batería y Octapad

En la Red: Facebook.com/telefloramusic. Twitter @teleflora_music





Deja un comentario