Por - - 0 Comments

Hoy les reseño la charla que tuve con el gran jazzista poblano Víctor Zárate. Egresado de la Escuela de Música de la BUAP con estudios en Berklee College Of Music, además de a haber estudiado con prestigiosos maestros de forma internacional, Víctor humildemente charló de diversos temas relacionados con la música.

Es pianista clásico en formación pero apasionado del jazz debido a la libertad creativa que la improvisación le permite. Opina que el jazz ayuda a desarrollar la habilidad de estar atento a la música  y componer sobre la marcha. Finalmente Zárate decide no ponerse ningún tipo de etiqueta que lo limite a un sólo género musical.

 

De igual manera disfruta escuchar a Bach que a Miles Davis, a John Coltrane o Iron Maiden. Se considera a sí mismo un músico integral que sabe apreciar todo tipo de música e instrumentos, el es pianista, baterista y compositor.

La mayor parte de su vida la pasa tocando dando la vuelta al mundo ya que ha trabajo mucho en cruceros, lo que le ha dado oportunidades de tocar con músicos de distintos países. Admira mucho el trabajo de gente como Dave Weckl, el legendario baterista de jazz o de su colega el bajista Óscar Stagnaro que es profesor en Berklee y una de las cualidades que más respeta en este tipo de músicos es la humildad que reflejan, a pesar de poseer premios y reconocimientos además de  haber acompañado a grandes figuras.

Víctor considera que es una cerrazón para un músico el pensar sobre sí mismo que ha conseguido ya la excelencia. Como cualquier idioma, la música nunca se deja de aprender.

Su último disco se titula Jazz Mexicano y sobre ello comentó que  realmente sabemos poco sobre la música nacional, que va mucho más allá del mariachi. Me habló de la importancia que tiene el estar inmerso en la cultura de cada localidad, desde el clima hasta sus olores y sabores para poder hacer una interpretación más completa de la misma.

Con cierta tristeza hablo del monopolio de medios de comunicación  que difunden sólo un determinado tipo de música limitando así las posibilidades de la gente de conocer otras cosas. “No es cosa de dinero”-comenta- “es cuestión de criterios y visión a largo plazo”. Me remarco incluso que en la ciudad de Boston, se eligió al mexicano Benjamin Juárez en un importante puesto de gestión de cultura debido a un trabajo anterior que había realizado sobre música poblana virreinal.

El jazzista poblano está además  convencido que  existe un público receptor de nuevas propuestas, reconoce que ha tenido bastante éxito en las presentaciones de sus composiciones originales. Considera que es sólo cosa de saber difundirlas entre la gente.

Antes de despedirse le pedí algún consejo para los jóvenes estudiantes de música. El dice que es importante tener las bases fundamentales suficientemente sólidas, que hoy gracias a las herramientas tecnológicas, el estudiante de música puede construirse bases técnicas  buenas que después les permitan pefeccionarse en cualquier parte del mundo. Le parece un desperdicio asistir a las escuelas de prestigio en el extranjero para aprender el ABC de la música.

Para quienes vivan en la Ciudad de Puebla, el Víctor Zárate Jazz Project se presentará en el Teatro Principal este 5 de diciembre a las 7 de la noche. Entrada Libre.





Deja un comentario