Por - - 0 Comments

La inmaculada acústica del templo de La Valenciana en la ciudad de Guanajuato fue un escenario a la altura de la perfección vocal del sexteto británico The King’s Singers.

A base del instrumento corporal más básico y perfecto del ser humano, el grupo ofreció el pasado domingo 23 de octubre un memorable recital que incluyó música renacentista de William Byrd y de los compositores ingléses Gilbert y Sullivan.

Ante una audiencia que abarrotó el reducido templo, los cantantes interpretaron cantos exhaltación religiosa y piezas alusivas a la monarquía y los usos y costumbres de la vida en la época medieval.

La voz de los cantantes resonó debajo de la cúpula del recinto, por lo que se hizo prescindible el uso de micrófonos. En ese contexto, cada uno de los cantantes acató su lugar dentro de una delicada maquinaria musical capaz de producir melodías dulces y acompasadas y al mismo tiempo armonías de gran caracter expresivo.

Destacaron en el programa los temas dedicados a la corona británica como «All the queen horses», las fábulas ilustrativas «The pirate king» y «The ghost high noon» así como temas dedicados a la vida en estos tiempos, como la divertida «Mobile», pieza construida a partir de una delirante emulación de un tono de teléfono celular.

Pese a la solemnidad y el elegante protocolo de su música, The King’s Singers brindaron una presentación divertida y llenas de buen humor gracias a sus expresiones faciales y su emotividad corporal.

Aunque toda su presentación fue muy celebrada por el público, los tres últimos temas se llevaron las palmas. Fue después de un breve intermedio cuando los cantantes sorprendieron al público con una particular interpretación del tema clásico «Obladi, oblada» de The Beatles.

Sin embargo, el tema que dio cierre a la presentación del sexteto angosajón puso al público de pie, pues contra todo pronóstico, The King’s Singers hicieron una peculiar versión del tema «Contigo aprendí» del compositor mexicano Armando Manzanero.

En un español perfecto que hizo olvidar por un momento su tradicional acento británico, los cantantes hicieron un despliege de perfección vocal para conquistar los corazones del entusiasta público del Festival Internacional Cervantino que se quedaron con ganas de escuchar más de este excelente grupo vocal.

Ojalá que el éxito de esta presentación traiga de nueva cuenta a nuestro país a propuestas musicales como The King’s Singers, quienes demuestran que dentro de la sobriedad de su género siempre hay espacio para el buen humor y el júbilo musical.





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.