Por - - 0 Comments

Lo que en un principio fue una forma de protesta agresiva, actualmente es una de las formas de expresión que poco a poco alcanza el status de arte. Aunque en algunos casos el graffiti sigue siendo considerado un acto de vandalismo, que para algunos es un problema típico de la urbanización, sólo basta darse una vuelta por diversas zonas de la ciudad para darnos cuenta que esto no sólo consiste en mentarle la madre a alguien al estilo gráfico o marcar el área de un pequeño grupo de personas.

En la actualidad la palabra graffiti sigue relacionada con la ciudad de Nueva York de los 70 y el hip-hop, dejando de lado sus orígenes griegos y latinos, aunque de cualquier forma aún tiene el mismo significado: Escribir. La diferencia es que la escritura ya tiene otros sentidos y alcances, tan grandes como abordar una ciudad con un bombardeo que seguramente querremos conservar, como es el caso de la primera iniciativa All City Canvas, un festival de arte urbano patrocinado por Sprite.

Mientras la música interviene por un lado, el movimiento artístico fue impulsado por un tipo llamado Keith Haring, que utilizaba pósters para hacer algunos personajes únicos en lugares públicos. Pronto abandonó el papel y empezó a dibujar directamente en las paredes del metro y anuncios publicitarios. Primero fue considerado como un vándalo, pero ahora múltiples galerías presentan su trabajo como un arte legitimo, tal como sucede con el personaje que empezó a escribir Taki 183, que al igual que Haring se convirtió en una celebridad.

En nuestro país el graffiti primero llegó a Guadalajara y Monterrey, pero la tendencia se fue moviendo poco a poco hasta parar en el D.F. Sin embargo ya estamos algo lejos de esos inicios, ahora algunos tratan de impulsar el movimiento y han apoyado la pinta de bardas asignadas o lugares mucho más espectaculares, como lo harán en All City Canvas, que tendrá a nueve artistas interviniendo muros de hoteles, plazas y otros edificios del 30 de abril al 5 de mayo, sin horarios fijos y a su ritmo, pero con la difusión correcta a través del Twitter del proyecto.

A pesar de que el graffiti ya es considerado una forma de arte producto del siglo XX y trascendente en otras áreas, sólo recordemos el éxito del documental Exit Through the Gift Shop y que viene en camino una película basada en OBEY y Shepard Fairey, en varias ciudades del mundo el movimiento es considerado todo un problema que cuesta millones de dólares para cubrir imágenes de spray y litros de agua para borrar las creadas con graffiti inverso. Pero a éstas alturas va a ser muy difícil eliminar esa expresión, que ha logrado extenderse en gran medida hasta Europa, Sudamérica, Filipinas, Australia, Sudáfrica, China, Japón y a principios de mayo tendrá la Ciudad de México como un gran lienzo.

Para más información sobre los participantes en All City Canvas visiten el sitio oficial, chequen el mapa de lugares que serán intervenidos o sigan el hashtag #acc12.

 

 





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.