Por - - 0 Comments

«Silencio. Favor de prender su teléfono»

Federico García Lorca decía en su conferencia Teoría y Juego del Duende, presentada en 1933 en Madrid, que los “sonidos negros son el misterio, las raíces que se clavan en el limo que todos conocemos, que todos ignoramos, pero de donde nos llega lo que es sustancial en el arte”, un trazo de ideas que unen a Apollinaire, Cervantes, Descartes, Nietzsche y Sócrates con ángeles, luces, musas y el duende, éste último provocador de ilusiones acompañado de un cambio radical, que a partir del 1 de junio serán el respaldo e inspiración de una nueva edición del festival Play.

El arte como proceso, esa es la primera perspectiva del festival, surge como un encuentro de artistas de distintas disciplinas, pero también es una invitación abierta para que los asistentes pesquen nuevas metáforas en ese aire de juego y tocar son un fragmento de esa palabra en inglés.

Doble significado de un mismo concepto que aparecerá en la Fonoteca Nacional (Francisco Sosa 383, Col. Barrio de Santa Catarina, Delegación Coyoacan, México DF) en ese festival dedicado al desarrollo lúdico de “tecnología, juego y sonido”.

Play iniciará bajo la idea “¡Silencio! Poetas Invisibles – El teléfono como interfaz de la realidad”, que aparecerá en las instalaciones de la Fonoteca y algunos puntos de Coyoacán a través de diversas actividades y una exposición que estará vigente hasta el 13 de julio. Todo iniciará con con Nahum Mantra en un concierto donde el público utilizará sus teléfonos celulares como una gran antena para captar la frecuencia del Big Bang.

A la conexión con el ruido del universo le seguirán diversos recorridos por imágenes sonoras, con paseos de escucha que ya no son inusuales para los que conocen la Fonoteca, pero en éste caso se trata de distintas piezas musicales compuestas por 12 artistas, pensadas especialmente para cada espacio.

La idea de jugar y descubrir será bastante clara en Play, sobre todo con el recorrido con Imágenes Sonoras por toda la calle de Francisco Sosa, que gracias a una aplicación para BlackBerry y el uso del GPS durante el festival se podrán escuchar audios en espacios específicos: los patios de la Fonoteca nacional, el Altar a la Virgen, la Plaza Santa Catarina, la fuente central del Zócalo de Coyoacán e incluso en la pastelería Aranzazu.

Play, en su tercera edición promete ser un verdadero juego de sonidos, de esos que exigen poca preparación pero si mucha apertura a escuchar, apartándose del simple acto de oír para cerrarse a ese continúo bullicio que nos rodea en la actualidad.

Para más información, visiten el sitio oficial del Festival Play.





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.