Por - - 0 Comments
Cuando Michael Winterbottom intentó retratar la escena Madchester, Factory Records y el club la Hacienda encontró en una canción de Happy Mondays la frase adecuada para arrastrarnos hasta la historia: 24 Hour Party People.



Cuatro palabras que lograron englobar el espíritu de Tony Wilson, la entrega de los actos de la disquera, la reapropiación del arte por el diseñador Peter Saville y el impredecible recorrido de excesos… y excesos… y excesos mostrados desde la recreación, los cameos y la increíble actuación de Steve Coogan.

El director Danny O’Connor buscó esa misma inspiración para inmortalizar a la disquera que marcó parte del sonido de los 90s. Se sumergió en todas las canciones respaldadas por Creation Records y encontró en Jesus and Mary Chain el título adecuado para su rockumental: Upside Down.


Es verdad que las palabras de entrada del corte nos dicen mucho (We’re moving ‘round and ‘round, Can’t hear a single sound, And when I hit the ground, I heard a ringing sound), sin embargo lo que logrará transportarnos hasta los tragos y las drogas que impulsaron esos años será la presencia de Oasis, Primal Scream, My Bloody Valentine y un largo etcétera que concretó a la compañía que se comportaba como “la última familia disfuncional”, pero que aún en medio de sus problemas internos lograba hacer discos grandiosos y sumamente inteligentes.


Afortunada o desafortunadamente el director decidió no seguir los pasos de 24 Hour Party People, en vez de mostrarnos la recreación de múltiples anécdotas, simplificó las cosas y fue directo a la fuente. En vez de mostrarnos a un actor interpretando a un desconocido Noel Gallagher llegando a las oficinas de Creation Records en 1993 para firmar un prometedor contrato bajo las palabras “Northern Ignorance”, veremos a todos los músicos que pasaron por el sello hablando sobre esa familia de “inadaptados, drogadictos y sociopatas”.


Casi una década después de que la disquera cerró y 25 años después del lanzamiento de su primer sencillo (que casualmente fue Upside Down), podremos conocer los detalles que llevaron a Creation Records de la gloria a un precipicio financiero. Promete contar todo sobre la compañía que estuvo a punto de entrar en bancarrota por un disco (Loveless), y que resucitó gracias a otro (Definitely maybe), pasará por el reconocimiento con el premio Mercury que obtuvo Primal Scream en 1992, el desmembramiento, la unión con Sony y la inevitable disolución como resultado de una visibilidad que nunca se tradujo en éxito financiero.


La película, que será estrenada en Inglaterra la próxima primavera, lleva la historia y la nostalgia del director Danny O’Connor, quien admitió tuvo que llegar “cerca de la bancarrota y la demencia, y todas las otras cosas que vienen con Creation”, para contar la historia de un sello que proporcionó la banda sonora de su vida.


“Nadie alcanza el exceso como Creation, nadie hace grandes discos como Creation”, declara el director. “Creation era indie, pero no llevaba una chaqueta de punto, no se disculpaba. Hubo una verdadera potencia en su golpe. Si piensas que todo sobre el rock’n’roll es arrogancia – esta es tu película”.

Upside Down – Trailer




Deja un comentario