Por - - 0 Comments

 

La programación de Ficunam, siempre es arriesgada, las películas que proyecta son, en algunas ocasiones, retos que el espectador debe enfrentar con una mente abierta y dispuesta a entrar en la visión de un creador cinematográfico, en la sección Ahora México se proyecta en su estreno mundial, la película “La Tierra aún se mueve” de Pablo Chavarría. Eli Zavala, actríz y productora de la misma nos ofreció esta breve entrevista para conocer un poco más acerca de la película.

¿Cómo fue tu encuentro con Pablo Chavarría y por qué decidiste trabajar con él?

Mi primer encuentro con Pablo fue como espectadora cuando vi “Terrafeni (2012), su primer largometraje, quedé absolutamente prendada de su ojo, de la forma de manejar la cámara, la contemplación a la que invitaba ciertas atmósferas… para mi fue vislumbrar las posibilidades expresivas de un director novel y desde ese momento quise hacer algo con él.

Esa oportunidad se presentó cuando empezamos a platicar sobre la inquietud que yo traía de explorar otras potencias de la actuación en donde el movimiento de una mano, de un ojo, de una espalda, ¡de las propias sombras!, es decir, el gesto en sí mismo, tuvieran la posibilidad de expresar sensaciones, de percepciones ininteligibles pero muy sensoriales. Pablo, desde ese primer momento propuso que el cuerpo actoral fuera, más que para construir personajes concretos, fuera un centro de paso de tensiones múltiples y esa fue la premisa que permaneció durante todo el proceso de desarrollo y de filmación de la película.

¿Cómo es el proceso creativo de Pablo Chavarría y cuál fue una de las dificultades en la realización de la película?

El proceso con Pablo es todo un viaje, como actriz es absolutamente delicioso pues hay mucha comunicación, mucho diálogo y discusión sobre ideas, perspectivas, nociones que permiten enriquecer la exploración actoral y su contribución a la obra. De verdad, Pablo es un director generosísimo que da una libertad difícil de encontrar en este quehacer, nos llevó a cuestionar la ética del gesto, las potencialidades de la corporalidad y eso, irremediablemente, aporta nuevas posibilidades de la corporalidad y eso, irremediablemente, aporta nuevas posibilidades en el trabajo actoral no sólo para esta película en particular, sino que quedan como premisas de exploración para los siguientes proyectos.

Esta película fluyó desde un inicio. Desde la primera inquietud compartida con Pablo pasando por todo el proceso de realización hasta ahora que empieza a ser proyectada. Innegablemente, hay momentos de tensión provocados por la necesidad de resolver alguna cuestión trascendente para la obra, aunque fueron pocos, el primero fue creativo y correspondía a cómo resolver la textura acuosa que Pablo quería, estuvimos muchos meses diseñando prototipos, haciendo pruebas, hasta que el fotógrafo, José Luis Arriaga, diseñó un artefacto que permitió contener agua frente a la cámara y jugar con las tensiones orgánicas de la misma dentro de la imagen. Otro correspondió al financiamiento, si para financiar un proyecto convencional es laborioso, para una película experimental es más difícil todavía. Afortunadamente, la cervecería Cuacuhtémoc Moctezuma y Cerveza Indio, creyeron en la película y se subieron al barco para hacerla posible. Eso es alentador para la nueva cinematografía mexicana que apuesta por nuevas formas de expresión.

¿Qué importancia tiene para la película ser proyectada en un festival como FICUNAM?

EL FICUNAM es, sin duda, un escaparate importantísimo para el cine de vanguardia pues permite poner al alcance del espectador un cine no convencional, permite el ejercicio libre de las formas audiovisuales apostando por el encuentro de nuevas expresiones cinematográficas. En ese sentido formar parte de la selección Ahora México y haber sido la película que abriera el ciclo de cine mexicano es algo que se agradece enormemente.

 

Filmografía selecta

La tierra aún se mueve (The Earth Still Moves) (2017), Las letras (The Letters) (2015), Alexfilm (2015), El resto del mundo (The Rest of the World) (2014),  Tapetum Lucidum (2013),  Terrafeni (2012).

 





Deja un comentario