Por - - 0 Comments

¿Puede una niña noruega de 10 años encontrar el sentido de la vida y reflexionar sobre la existencia? El debut del músico y cineasta Kim Hiorthøy: “Las reglas del todo” (The rules for everything, Noruega, 2017) es una carismática cinta donde la muerte absurda del padre de Storm, desencadena en su mente una serie de cuestiones sobre las reglas de la vida, esas leyes humanas que permiten dar cierto orden al caótico mundo, de hecho así inicia, plantea el caos para después aterrizar su “tesis existencial”. Principalmente, las reglas para morir son las que más interesan a Storm, ella y su madre Agnes experimentan el duelo por la muerte de un ser querido de distintas maneras, una ensimismada y la otra haciéndose preguntas.

La película de Hiorthoy es ingenua y genuinamente europea. Fría en sus encuadres con acercamientos a los objetos y rostros contenidos, con mucho aire superior en la imagen crea una atmósfera visual de desamparo, pero ese desamparo es incoherente sobre todo en los personajes secundarios, sus reacciones y comentarios carecen de sensibilidad centrándose en situaciones risibles. Sólo Storm logra dar coherencia a su desasosiego, quizá la educación de Noruega, o su estóica profesora recomendándole El séptimo sello de Bergman sea el catalizador de toda esa teoría de reglas.

El punto más alto quizá, es esa reapropiación de El séptimo sello, donde la muerte cubierta de un manto negro tiene su paralelo en el disfraz de Storm para una obra de teatro de la escuela, ella representa el vacío, que no sirve de nada pero da sentido a todo, filosofía del mundo occidental, por algo Noreuga está al lado de Suecia, países nórdicos que comparten clima, cultura e historia.

La pequeña niña Storm vaya que puede encontrar el sentido de la vida, mientras que el personaje de Agnes trata de hacerlo de una manera más práctica, con reuniones de superación personal, con silencios incómodos y encuentros con extraños, los demás personajes caricaturizados simplemente acompañan el deambular de esta madre e hija en una Noruega un tanto abandonada y extremadamente psicológica.



¿No es acaso cuándo nos enfrentamos a la muerte, el momento en donde reflexionamos acerca del sentido de la vida? La muerte como regla principal. Nadie escapa a eso. En términos generales Kim Hiorthoy dio forma visual a la música electrónica que también crea, sus composiciones son beats lánguidas pero a su vez divertidos, como ésta cinta, Mandarinerna posiblemente en película. Esta cinta forma parte de la programación Talento emergente de la Cinética Nacional de México.

mail





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.