Por - - 0 Comments
Osama Tío Sam.
Por qué ama tanto el mundo a los Estados Unidos
Por Enrique Dorantes
Hoy, en las notas más relevantes, encontramos una repetición de los últimos ocho días. Es acerca de la terrible conmoción que se vive en una isla caribeña, ante la sacudida telúrica que ha dejado decenas de miles de muertos, ha golpeado la “estabilidad del pueblo”, y en menos de una semana ha concluido con la etapa independiente de Haití como país.
Ante la llegada del ejército de Estados Unidos, podemos esperar cualquier cosa, sobre todo, las peores. Sí, me refiero, y quiero decirlo con todas sus letras, a UNA INVASIÓN. Una nueva forma de sostener su política expansionista aprovechando el favor de la madre tierra, y sin ensuciar, ni tantito, el reluciente Premio Nobel de la Paz de Baracko. Yes, we can.
Ante tremenda felonía, ustedes se preguntarán. ¿Realmente quiere Estados Unidos apropiarse de Haití? La respuesta es: por supuesto que no, se quieren apropiar del mundo entero. Cierran vías de comunicación, las cuales quedan abiertas exclusivamente a la prensa norteamericana (manipulación de la información), se adueñan del control en el reparto de la ayuda humanitaria (Haití depende ahora del ejército norteamericano para sobrevivir), se autonombran la seguridad del país (desplazan a las raquiticas fuerzas del orden del mismo país), colocan campamentos en el palacio de gobierno (sustituyen simbolicamente al gobierno en turno). ¿Alguna duda?
La literatura nos enseñará a entender una buena parte de lo que está sucediendo en el golpeado país, cuya tragedia nos muestra el peor de los rostros de la desgracia. Osama Tío Sam, es un libro escrito (y dibujado) por Rius, en 2003, en el momento en que los gringos se lanzaban de lleno contra Irak, país en el que la ocupación Yanqui persiste hasta nuestros días.
Un recuento por los grandes hurtos de la nación más poderosa del mundo. Desde la guerra naval contra Francia un año después de la independencia estadounidense (1798) en el que se disputan la posesión de la isla de Santo Domingo, hoy dividida en Haití y República Dominicana; pasa por el robo de Louisiana a Napoléon; desde luego, no podía faltar la vieja historia de la Florida (tomada por la fuerza, antes de España); Tejas y California, el mayor robo del siglo antepasado (la víctima es México); las intervenciones en paises asiáticos y en las guerras mundiales.
Este destacado inventario muestra las irrupciones estadounidenses en pro de la desestabilización social en países como Chile, con su golpe de estado; en Cuba, donde la CIA, tiene una oscura participación; así como la matanza de México, en 1968 (esa que no se olvida), por mencionar algunos pocos ejemplos.
Así es como Rius nos regala una investigación profunda y bien resumida para entender en menos de 200 páginas, y con buen humor a estas mierdas, que se creen policía del mundo. ¿Dónde está la otra policía, la del karma? Mientras en países menos afortunados la tragedia es monumental, Estados Unidos sigue aprovechando momentos de flaqueza para llevar a cabo infamias que acaban con las soberanías, haciendo de los derechos humanos una ficción imposible. Culeros.
Osama Tío Sam (Por qué ama tanto el mundo a los Estados Unidos)
Rius
Editorial Grijalbo
México 2004




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *