Por - - 0 Comments

Aún más que en el cine o en los cómics, si hay un lugar donde los sueños más alocados de la ciencia ficción se materializan es en los vídeo juegos, no sólo por ser una de las industrias más rentables, sino porque es el lugar donde los verdaderos experimentos visuales se realizan en la actualidad. No voy a ahondar en montones de ejemplos, sólo en el más reciente y que enloqueció a muchos jugadores durante el mes de agosto, la liberación en en el mercado de Deus Ex: Human Revolution.

Para el lanzamiento del juego Deus Ex: Human Revolution, la compañía Square Enix encargó al cineasta Rob Spence investigar prótesis, la cibernética y el aumento de miembros en humanos. Spence fue el más indicado para la investigación por una importante razón, es un cyborg auto-proclamado que perdió un ojo y lo reemplazó con una cámara de video inalámbrica, que ahora se conoce como Eyeborg.

Rob Spence perdió su ojo derecho tras un accidente de escopeta cuando era un niño, pero en los últimos años ha alcanzado mayor reconocimiento por su carácter de Eyeborg, que no sólo es una prótesis, también es un ojo cibernético que ha llevado al siguiente nivel al realizar la investigación para el vídeo juego y al mismo tiempo realizar el primer documental filmado por un ojo inalámbrico.

En un mundo donde prácticamente todo mundo tiene a su disposición una cámara, definitivamente Spence tiene la mejor de todas, incluso tiene una de un LED rojo que emula el ojo de Terminator. La cámara fue diseñada por un equipo de ingenieros, que convirtieron el sueño del cineasta en realidad gracias a un receptor/transmisor wireless que puede grabar todo en el campo de su visión, aunque con un lente de 3.2mm y una resolución de 320×240, lo que, según Spence, provoca que la cámara pueda salir volando con un sólo estornudo.

Las primeras imágenes grabadas por Spence fueron presentadas el año pasado en Other Film Festival en Melbourne, fue hasta fechas recientes que tuvo la oportunidad de realizar documentales con su cámara durante su trabajo para agencias de publicidad.

El documental que realizó como investigación para Deus Ex: Human Revolution utiliza completamente su cámara, presentándolo a él mismo y en el plano del juego como uno de los cyborgs con prótesis. El objetivo era comparar cyborgs de la vida real con los que se muestran en el juego, que se ubica en el año 2027 y se centra en personas que se amputan sus miembros para reemplazarlos con partes biónicas sumamanete avanzadas. Uno de los personajes tiene un ojo electrónico que no sólo puede grabar vídeo como Spence, también está conectado al cerebro y al nervio óptico para generar datos en realidad aumentada, que los obsesivos de la información deben admitir es un sueño que parece de lo más tentador.

Por supuesto ya pueden adquirir Deus Ex: Human Revolution, pero también les recomendamos ver el documental de 12 minutos de Rob Spence, bajo la ADVERTENCIA de que el vídeo contiene imágenes explícitas de cirugías, así que si su estómago es débil, sáltenselo. Obviamente tiene clasificación de NSFW.





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.