Por - - 0 Comments

Cuando Fiona Apple escribió el poema When the pawn… que apareció como título del disco que lanzó en 1999, lo hizo como una protesta y reflexión sobre las críticas de la revista Spin, los 400 caracteres no sólo eran algunos pensamientos revueltos, también eran el acceso a otro nivel que aparentemente el verso-coro-verso no alcanzaba, pero ese siempre ha sido el poder de la poesía, el de transformar, trastocar y cambiar de dirección las ideas, olvidando el significado simple para dar paso al lado más complejo y rico de las palabras.

La poesía es un arte de niveles, símbolos, palabras, expresiones o representaciones inagotables, de fuentes tan vastas que ahora adquieren un nuevo nivel al alcanzar los rincones del HTML5 para explotar su potencial. Es obvio que músicos y disqueras están despertando lentamente al enorme potencial de sitios web interactivos y aplicaciones para ayudar a promover la música, algunos otros como Arcade Fire y Björk no se han detenido a entender sino a hacer antes que todas las áreas hayan sido exploradas, explotadas y se conviertan en un común denominador de las herramientas para exponer y promover música.

Otro músico que ha decidido abordar, sin tener que esperar a las posibilidades expuestas por otros, es Laura Marling, quien ha colaborado con la agencia creativa Studio Juice y el colectivo visual Shynola para crear un poema digital titulado The Beast. En lugar de publicar The Beast en una revista literaria, escribir notas para un sencillo o utilizar otro medio más tradicional para compartir la pieza, Marling ha tomado la nueva ruta de los medios de comunicación: el registro del nombre de dominio como the-bea.st, un sitio web interactivo con ilustraciones integradas con el texto, que al enlazarse con la poesía se convierten en una tarea mucho más comprometida que un acto promocional de un simple sencillo.

El proyecto utiliza las herramientas que provee HTML5, presenta una animación, un poema que se desplaza, acompañado por las ilustraciones creadas por Shynola, el conjunto da vía a un poema que cuenta la historia de un amor oscuro, casi de cuento de hadas, con un distintiva narración como de trailer cinematográfico provisto por Gil, integrante de la banda Old Crow Medicine Show y amigo íntimo de Laura Marling.

Aún siendo parte de A Creature I Don’t Know, The Beast, el quinto track del álbum ahora tiene una correspondencia, se apropia por segunda vez de las palabras y vuelve a resaltar las ideas que incluso hicieron surgir al disco. Marling se inspiró en una frase de Thomas Jefferson del libro Sisters Of Fortune, donde habla de la abolición de la esclavitud, pero por alguna u otra razón, no parecían funcionar dentro de una canción. Todo surge de “We have the wolf by the ears and we can neither hold him nor safely let him go” y en el caso de The Beast se transform en la primera línea en “The Beast was a creature I did not know. I held him once and could not let him go”. Al final las palabras encuentran nuevos niveles. Definitivamente es un nuevo lenguaje para la poesía.

Ve, juega y lee The Beast en el siguiente link.

Aquí está el poema completo de Fiona Apple:

When the pawn hits the conflicts he thinks like a king
What he knows throws the blows when he goes to the fight
And he’ll win the whole thing ‘fore he enters the ring
There’s no body to batter when your mind is your might
So when you go solo, you hold your own hand
And remember that depth is the greatest of heights
And if you know where you stand, then you know where to land
And if you fall it won’t matter, cause you’ll know that you’re right





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.