Avatar Por - - 1 Comment

El resultado de las elecciones presidenciales en México nos ha dejado grandes lecciones en torno a los alcances de internet como detonador social, pero también sobre la enorme brecha tecnológica que persiste entre la población de nuestro país. Y es que las repercusiones sociales más importantes durante los 90 días de campaña de los 4 aspirantes a la presidencia, indudablemente se llevaron a cabo gracias al poder mediático de la televisión y la influencia de las redes sociales.

Pese a la enorme participación de los jóvenes en internet y la irrupción de fenómenos mediáticos de movilización ciudadana como el movimiento #YoSoy132, la campaña presidencial del candidato del Partido Revolucionario Institucional tuvo una trayectoria sin grandes altibajos, pese a que su candidato no contó con una trayectoria política destacada ni méritos intelectuales a la altura de la encomienda que le asignaron los votantes.

Hay varias reflexiones que nos ayudan a entender la victoria de Enrique Peña Nieto. Una de las más socorridas es la presencia omnipresente del candidato en la Televisión abierta. Mucho antes del arranque de las campañas, Peña se mantuvo en los reflectores de las televisoras gracias a sus romances, sus atributos físicos y particularmente, gracias a sus segundas nupcias (su primera esposa falleció prematuramente en condiciones poco conocidas) con una famosa actriz de telenovelas.

Precisamente esta trama sentimental, a la que muchos señalan como una invención de la empresa Televisa, es uno de los muchos mitos que rodean el cuestionado éxito mediático de Peña Nieto: El exitoso político, joven, apuesto y con grandes aspiraciones se enfrenta a la misteriosa muerte de su esposa, luego al escándalo por su apasionado romance y segundo matrimonio con una estrella de TV. Pero al final, como ocurre en las telenovelas, Peña Nieto logra vencer a sus millones de detractores y a su malvado rival para finalmente, resultar triunfante en las elecciones y acceder a la presidencia de la república. Final Feliz.



Por otro lado, la enorme participación ciudadana en las redes sociales, particularmente en Twitter, donde el uso de Bots (aplicaciones programadas para disparar una gran cantidad de mensajes a favor o en contra de algún candidato) hicieron su aparición para contrapesar los cuestionamientos elementales al candidato Peña Nieto. Así, la disputa política en internet se llevó a cabo en un campo de batalla neutral, libre y sin parcialidades. Sin embargo, la imparcialidad de las redes sociales no pudo superar al apoyo de las grandes televisoras, que pese a transmitir una gran cantidad de spots a favor y en contra del candidato puntero, permitió que los «líderes de opinión» mostraran en los noticieros un permanentemente un apoyo al abanderado del PRI. Basta recordar el incidente en la Feria del Libro de Guadalajara en 2011, en el que se minimizó el hecho de que Peña no pudiera mencionar 3 libros claves en su vida, o la mínima cobertura mediática que se le dio al repudió del candidato en la Universidad Iberoamericana que dio origen al colectivo universitario #YoSoy132 para comprobar el poder de la televisión.

Aunque el contrapeso de la información que fluyó en internet ayudó a que estados como Nuevo León, Morelos, Tabasco, Chiapas, Jalisco y el Distrito Federal tuvieran un voto más racionalizado y diferenciado, el éxito de Peña, gracias al apoyo de las pantalla chica demuestra lo mucho que falta por hacer en México para acortar la brecha digital.

En México, en pleno año 2012, muchas poblaciones rurales carecen de servicios como agua, drenaje o pavimentación de calles. Sin embargo, lo que nunca puede faltar en cualquier hogar, por más precaria que sea la situación, es el aparato televisor.

En la medida en que el internet y las oportunidades de información que este medio ofrece estén al alcance del grueso de la población, las decisiones importantes para nuestro país serán más racionales. La apuesta por acercar la tecnología a los ciudadanos, como vía de cambio y progreso social, es una prioridad para cualquier nación y una asignatura pendiente para nuestro querido México.

mail





1 Comment to Tecnología: La TV construye presidentes, las redes sociales no

  1. Avatar

    Ahí está las 2 claves:

    1) Voto en zonas rurales
    2) Apoyo de Televisa al candidato

    Una tercera que agregaría es que muchos mexicanos son todavía de la creencia «mejor malo por conocido». Somos un pueblo con temor al cambio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.