Por - - 4 Comments

Lo peor es que jamás la encuentran.

Deben saber que yo no me traumo fácil en el cine; no me enojo si la película no es buena; no me frustro, mi expectativa generalmente es baja y aunque si pienso en el dinero, que ya cuesta bastante ir al cine, pues me lo tomo con calma. Pero esta vez, con la Alicia de Tim Burton, las cosas transcurrieron de un modo muy diferente.
No soy un gran fan de Lewis Carroll ni mucho menos. Me gustan sus personajes. Me encanta la oruga sobre todos los demás. Apreció mucho la obra pero más por motivos personales que de otra índole. Pero lo que hoy le han hecho a ese libro está muy lejos, aun con su sensiblería, de lo que se hizo en algún momento con Peter Pan en Finding Neverland; libro hasta cierto punto similar.
He leído algunas cosas en la red acerca de la película; he leído vindicaciones a la figura de Lewis Carroll; lugares donde dicen que “lo oscuro no le va al libro”; critican mucho la estructura que le fue impuesta al libro de Carroll, etc. Aunque muchas de estas críticas, a mi parecer, tienen razón (salvo la de que lo oscuro no le va; vean tan siquiera el final de la película de Disney o quizás deba decir Huxley) lo cierto es que estas cosas las sabíamos de antemano. No somos inocentes. Sabemos que algo que entra al cine de ese modo, rodeado de todo lo que ahora ha rodeado a Alicia (una línea de cristales, una línea de ropa, etc.) debe seguir ciertas reglas que nosotros podemos decidir o no seguir pagando por ver. Eso no justifica el pésimo e irrespetuoso tratamiento a Alicia pero si nos debe poner a pensar: ¿Vamos a pagar por estas cosas? ¿Acaso somos tan fanáticos de las remasterizaciones?

Trataré de resumir: Una Alicia gringa que no puede fingir el acento inglés regresa a un sueño recurrente suyo (y nos lo recalca no sé cuentas veces hasta que se da cuenta ¡Oh Luz! Que no es un sueño) donde vemos y reconocemos a todos los personajes. Luego nos damos cuenta de que eso se parece peligrosamente a El Príncipe Caspian. Peor aún: va a ser igualito: tiene que matar a una bestia 3D. Entonces no quiere y ya después la convencen y aparece el Hatter, convertido en personaje principal junto a varios personajes más. Y ya cuando van al castillo malo y recuperan la espada grande regresan al castillo bueno y esperan a que en el castillo malo se enojen lo suficiente. Y aparece otra vez la oruga y se echa un discurso cursi (y ya para que yo diga eso de cursi sabiendo que soy un hombre dado a al sensiblería) y no queda ningún rastro de aquel “Whooooo are you?”. Es una pena. Entonces sale un dragón gigante y Alicia lo mata y salva el día. Y si ahí hubiera terminado bueno… pero no, decidió recalcar que no podía vivir en un mundo alterno, que tenía que volver a cuidar el NEGOCIO de su padre y a mandar al psicólogo a una de sus tías. Entiéndase pues, regreso de su país de las maravillas para reducirlo casi a una enfermedad; cosa que algunos han de aplaudir seguramente. Es triste.

(Si ya vieron la película, piensen en ese otro tema recurrente de la película: Ella no es la verdadera Alicia. Qué sucio truco…)

Quizás no tengo que decirlo pero lo que pasa es claro. La estrategia es recurrente: usar un nombre reconocido, con buena reputación y hacer dinero a costa de él, al fin que el grueso del público prefiere ver la película, esperando alguna fidelidad de parte del guionista y el director, a leerse un libro pequeñito escrito a finales del siglo XIX: una verdadera joya por donde se le vea, una demostración de imaginación y música en tan solo unas cuantas páginas.





4 Comments to ¡Alicia perdida en el país de las maravillas!

  1. Jabberwocky es un nombre "Harrypotteresco"? Que raro, pense que era el titulo de uno de los mejores poemas de la nonsense poetry escrita jamás, y parte de Alicia a través del espejo…

  2. Fernando García

    Una disculpa. Aún me parece Harrypoteresco pero es error mio. Creo que es algo que Rowling toma de Carroll en dado caso. No hay excusa.

  3. rebba aldams

    Burton advirtió que era una versión alterna del cuento de Alicia, su versión para ser más exacto. Independientemente de todo lo que escribes, creo que es una película muy bien lograda visualmente.

    Saludos!

  4. Enrique Dorantes

    Es correcto, mi buen cuasi hermano Daniel, me lo dijo: las adaptaciones no se tienen que ver esperando el mismo resultado que se tuvo al leer el libro. A mi la película me pareció un atrevimiento extraordinario de Burton, la actuación de Deep se queda corta, pero en general la peli es rescatable. Además es cierto, no es una adaptación en su totalidad.
    Hay que hacer el "pacto" con la película. Muy respetable también tu punto de vista, pero definitivamente discrepo, y aunque no soy un experto en cine, si lo disfruto mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *