Por - - 3 Comments


La Droga que Refresca
Por Enrique Dorantes
Para todos aquellos cuyo propósito en este nuevo año es bajar eso kilos extras que acomplejan por lo que reflejan (mala alimentación y peores hábitos; sin olvidar la imagen que puede llegar a ser poco o nada atractiva) ahí les va esta recomendación.
México es el segundo país con mayor obesidad en el mundo, sólo por detrás de los hamburgueseros estadounidenses; pero en lo que si nadie le gana al mexicano es a tomar refrescos. De cola o de frente, México es el país número uno en todo el mundo en el consumo de este líquido tan dañino para la salud.
“El azúcar, más que cualquier residuo de cafeína, es lo que convierte en adictiva a la Coca-Cola. Al recibir cinco cucharadas de azúcar en un trado del refresco. El páncreas debe enviar mucha insulina a la sangre, para contrarrestar ese feroz ataque.
El resultado -irónico- es un descenso drástico deel nivel del azúcar en la sangre, seguido de una necesidad de más azúcar.
Esa enorme cantidad de azúcar, combinada con el ácido fosfórico que contiene también la Coca-Cola, altera el equilibrio de calcio y fósforo en el cuerpo e impide la adecuada absorción de hierro. Y como cualquier estudiante de medicina sabe. La falta de hierro provoca la malnutrición y la anemia”.
Es sólo un pasaje del libro de Eduardo del Río, Rius, La droga que refresca, un ejemplar de esta investigación debe vivir en casa de cada mexicano adicto a la bebida más conocida a nivel mundial.
Rius, muestra en un texto corto, sencillo y “con dibujitos”, lo que significa la Coca Cola a nivel mundial; desde la representación de la política expansionista (invasora) de Estados Unidos, durante las guerras mundiales; pasando por el producto que demostró que la buena publicidad puede “vender caca de gallina”; y sobre todo, haciendo hincapié en el señalamiento de que una botella de Coca Cola, es sinónimo de droga.
Siempre con la fea letra, pero bien explicado por el michoacano. El monero más grande que ha dado este país, escribió e ilustró en 1989 esta obra, hasta el día de hoy las reimpresiones son casi cada año; cada vez más gente se da cuenta de la mierda que consume. Lo malo es que no deja de hacerlo.
Una recomendación para empezar saludable la década; y no lo olviden, coman frutas y verduras.




3 Comments to ¿Así o más claro?

  1. Irónico que aún con la gran cantidad de refrescos que se consumen en nuestro país, la producción de caña de azúcar que produce del país, y el valor del producte sea tan raquítico.

    La razón es que este tipod e refrescos usan aspartame, un endulzante artificial potentísimo y endemoniadamente dañino.

    No es casual que haya tanta diabetes en México.

  2. Karina Cabrera

    Solía ser muy muy adicta, hace 5 años decidí abandonar la coca-cola y aunque se me antoja de repente ya no puedo volver tomarla, las ganas se me quitan en cuanto la pruebo, sabe a lo que parece: 30 cucharadas de azucar con agüita negra.

  3. Enrique Dorantes

    "30 Cucharadas de azúcar con agüita negra", muy buena forma de describir este producto.
    Y si, es una droga difícil de evitar cuando uno ve un comercial o va a la tiendita, por eso sería importante que se conozca su contenido. Actualmente hay productos como sopas Maruchan, refrescos y fast food (McDonald's o KFC), que resultan mucho más dañinos que un porro de marihuana. Pero ¿qué le vamos a hacer? al final, lo que le interesa a las autoridades no es la salud de sus habitantes, sino el negocio que puede existir al rededor de basura como la coca. Gracias por los comentarios.

Deja un comentario