Por - - 0 Comments

Fotos: Fabien Castro

El pasado 21 de mayo, en el ecléctico escenario de la carpa Astros al sur de la Ciudad de México, se llevó a cabo el festival Somos Rock.Con el objetivo de rendir homenaje a la escena del rock nacional de la década de los ’90, en Somos Rock la memoria se debatió entre el encanto de la evocación y la emoción de revivir los tiempos pasados. Un festín de recuerdos se invocaron a partir de los sonidos y las emociones que siguen provocando, lo mismo en quienes las incorporaron a su historia personal, pero también en quienes las escuchan por primera vez en vivo y encuentran en ellas una experiencia desfasada en el tiempo.

RESONANCIA-TIJUANA-1-6

Una de las cosas más importantes en un festival es la elección de su elenco y en ese sentido, Somos Rock eligió a un estupendo cartel integrado por Cuca, El Clan, Victimas del Doctor Cerebro, Tijuana No!, Orka y el acto más esperado de la noche: Ecos de Santa Sabina, un ensamble en el que los antiguos miembros de Santa Sabina homenajearon a la desaparecida Rita Guerrero a unos días del que sería su cumpleaños

RESONANCIA-SANTA-BP-1

El público estuvo integrado por asistentes contemporáneos a las bandas que solían presentarse en los conciertos a beneficio de las comunidades zapatistas de Chiapas en el estadio de prácticas de Ciudad Universitaria. Pero también estaban los más jóvenes, quienes reconocieron a las bandas antes citadas como precursores del camino independiente que hoy recorren bandas más jóvenes.

RESONANCIA-VICTIMAS-1-10

Las imagenes capturadas por la lente de Fabien Castro son testigos visuales de que la esencia de esa música sigue intacta, como intacta es la emoción que provoca en quienes las escuchan y no pueden evitar saltar, cantar y hasta bailar slam en medio de la audiencia. Al final, Somos Rock demostró que aunque los cuerpos y las voces envejecen, el espíritu de las canciones permanece intacto y rejuvenece cuando un nuevo oyente baila con ellas.





Deja un comentario