Por - - 0 Comments

Fernando García (@unfernando)

Cuando era niño me llamaba la atención El Chopo. Ese lugar del que se hablaba con tanto misterio, al que no debía ir, porque era peligroso, porque había personas raras, etc. (Si, mi familia es muy conservadora). Lo imaginaba a la par de verdaderos templos del rock, como Rockotitlán (porque era un pequeño fan de Caifanes y pues me conocía parte de la historia) pero nunca fui, por diferentes razones, hasta hace unos años. Nunca fui dark, ni punketo, ni skato, ni emo, ya saben. Pero incluso ahí, ya excluido de ese encanto que ha llevado a tantos adolescentes a reunirse en esas calles, supe que era un lugar especial, todavía vivo y accesible; una mezcla verdaderamente extraña en estos días.

Del Chopo cada quien relata su historia, unas más largas que otras, pues es un referente de la cultura urbana del centro del país. Ese es el caso de El Chopo Sangrante, un documental breve de Alberto Zuñiga que nos presenta una experiencia en el famoso tianguis de la mano de Durazno Sangrante, una banda de Morelia, Michoacán que ya ha sido cubierta por Resonancia Magazine. En él vamos a poder ver los testimonios de gente importante para la creación del Chopo y su establecimiento como un referente cultural: Jorge Pantoja, músicos como Lino Nava o Alfonso André y periodistas como Luis Flores y Pepe Návar.

La colaboración de Zuñiga y la banda también se ha reflejado en el primer video de la banda, que acompaña a su versión del clásico de Fito Páez, «Yo vengo a ofrecer mi corazón». El corte es arriesgado. Páez es un verdadero gigante escribiendo e interpretando, sobretodo en esa etapa de su carrera; es una de sus canciones más personales y ha contando con participaciones verdaderamente memorables, como la de Mercedes Sosa. Aun así Durazno Sangrante ha creado una versión justa, un tributo con guitarras que sigue siendo emotivo.

El documental se presentará en El Chopo, el sábado 6 de octubre con la presencia de los realizadores y la banda. Por lo pronto acá les dejo el video de «Yo vengo a ofrecer mi corazón»:

A partir de hoy Lo que se queda se publicará los miércoles en lugar de los sábados. Espero que a los lectores de esta columna les acomode este cambio tanto como a mí.

 





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.