Por - - 0 Comments

“Nunca vi un alma tan endurecida como la suya. Los criminales que han comparecido aquí lloraron siempre ante esta imagen del dolor”.- Albert Camus.

Dentro del subgénero de las novelas cortas o nouvelles, como se les llama también, El Extranjero de Camus es una referencia obligada, una obra maestra condensada entre la brevedad que su crudeza toma como precisa y la genialidad de la narrativa absorbente.

La historia, publicada en 1942 y cuyo protagonista es el mítico Mersault, asalta a las conciencias de los lectores quienes impávidos se adentran en la indiferencia y frialdad del personaje principal ; en la desesperante tranquilidad del asesino y en la nada satisfactoria idea de sentirse, en algún momento, identificado con él.

Esta fue la primera novela que publicó el escritor francés nacido en Argelia, y la que prácticamente le valió ser galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1957. El tema principal de El Extranjero es la falta de temas en la sociedad, es decir, la carencia de valores, la pérdida de un sentido de realidad y de empatía que años después de la brillantísima obra de Camus podemos ver multiplicada. Animalizada.



Podemos hablar de una inevitable comparación con Sartre, quizá, pero también de un distanciamiento en cuanto al tratado. Lo de Sartre es un existencialismo radical, ateísmo desmesurado y plausible, y por otro lado, está Camus, un crítico que se esconde tras la elegancia rotunda de sus palabras y su narrativa. Ambos insatisfechos, eso sí.

No hay necesidad de abordar la historia o decir cómo ocurren los hechos en la novela, porque también es una obra que guarda la poesía de la que los novelistas se han olvidado. Dice también con lo que no dice. Clásico de la literatura universal, El Extranjero es una de esas obras que hay que leer, aunque sea una vez en la vida.

El Extranjero
Albert Camus
Emecé Editores

mail





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.