Por - - 0 Comments

wall_big_orxata-sounsystem

 

Por: Ignacio Pato / @ipatolorente 

Hoy hablamos de una propuesta muy particular, por estilo practicado y por empoderamiento propiciado, como podrán adivinar los asiduos de esta columna. Orxata Sound System son más que un grupo, un colectivo musical (sí, de aquellos en los que entra y sale gente como lo hace en todo colectivo que se precie) procedente de la ciudad de Valencia, en la costa mediterránea española. Una costa que internacionalmente se ha convertido en una especie de muñeco de trapo mediático que ejemplifica los peores vicios de la especulación española, ocultando un rico bagaje cultural doblemente maltratado. Veamos.

Durante los años 80, no todo era la Movida madrileña. En la costa valenciana, un entramado de personas e infraestructuras más o menos subterráneas a la cultura oficial poprockera de la capital se da cita cada fin de semana para disfrutar de la música electrónica, muchos de ellos tras grises trabajos en mercados, fábricas o con parte de la paga parental que conlleva la vida de estudiante.

No es el Factory de Manchester, pero Valencia vibra y a ella llegan jóvenes ávidos de diversión nocturna desde otras partes de España, incluido el Madrid que ve morir la Movida y aun no conoce el nacimiento de un indie anglosajonizado (y con el paso de las décadas caricatura de sí mismo). Sin embargo, para la cultura oficial, aquello era la “Ruta del Bakalao” o la “Ruta Destroy” y con el auge de los medios de comunicación privados comenzó a estigmatizarse la misma en base al consumo de sustancias ilegales con el que se emparentaba. Para mediados de los 90 la escena techno de Valencia había dado ya sus últimos coletazos y pocos de aquellos jóvenes habían podido llegar a la Universidad. Pero la comunidad musical era imposible de borrar. Ni drogas, ni medios.

 

a1046357678_16

 

Orxata Sound System lo dicen claramente: “hemos integrado la herencia del techno valenciano de los 90 y las sonoridades tradicionales mediterráneas”. Es decir, bandurrias, acordeones, laúdes, vientos, pero también marímbulas y balafones. Y por supuesto programaciones electrónicas. Pero esperen, se lo que pueden están pensando: “un grupo más que hace bases electrónicas y mete algún sonido inesperado pero que a la segunda ya no sorprende”.

Ni mucho menos, aquí no se trata de eso. Orxata se las ingenian para hacer canciones propias y, lo que supone su mayor virtud, darle a cada una una atmósfera diferenciada y- aun mejor- bastante inesperada. Porque a estas alturas del texto aun no hemos hablado de cumbia cooperativista, guiños al rock vasco en clave de hacker, trémolos contra los desahucios, rap y espíritu fadista (que no fordista ni derrotista) con mensaje global o la recuperación de un tropicalismo sexual radical y necesario.

unknown

Grabado entre Valencia y la capital islandesa de Reykjavik, el nuevo disco de Orxata Sound System se llama “3.0” y está publicado, al igual que todos sus trabajos, con licencia Creative Commons. En Islandia grabaron además el cortometraje “Tot” y el videoclip del tema “Eyjafjallajökull”, que con ese rapeado de nombres propios y juegos de palabras bien podría ejemplificar el doble encanto de los valencianos: naturaleza y máquina, baile y acción.

 

Redes Sociales

Sitio Oficial: http://orxata.tv/

Twitter: https://twitter.com/orxata

Facebook: https://www.facebook.com/OrxataSoundSystem





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *