Por - - 0 Comments

Hace un par de semanas los servidores de PlayStation Network (PSN), que brindan el servicio para juegos online, fueron atacados por hackers, dejando desprotegidos datos personales de millones de usuarios, entre ellos números de tarjetas de crédito.

Ante la contingencia, Sony suspendió temporalmente la PSN  y comenzó una investigación tan seria que el FBI ya se involucró.

Una hipótesis indica que el ataque es una respuesta del colectivo de piratas cibernéticos “Anonymous” por las acciones legales que la empresa nipona busca ejercer sobre Georgen “geohot” Hotz,  quién hackeó la PS3 y además hizo público el procedimiento.

El panorama es sombrío para la empresa y los usuarios de PS3/PSN pues hasta que los ingenieros de Sony puedan garantizar la seguridad de la información personal el servicio seguirá inactivo.





Deja un comentario