Por - - 0 Comments

La Filmoteca de la UNAM anteriormente ya nos había sorprendido con su cine en línea, la exposición itinerante Carteles de Cine Mexicano en el Extranjero y la próxima reapertura de sus salas de cine Julio Bracho, José Revueltas y el nuevo espacio Carlos Monsivais en el Centro Cultural Universitario en Ciudad Universitaria, proyectos sobre la preservación y la difusión del cine a los que se suma el Museo Virtual de Aparatos Cinematográficos (Muvac), en el cual se exhiben los primeros precinematógrafos que llegaron al país, los cinematógrafos y una sala donde se muestra el ingenio mexicano, con artefactos descompuestos que bajo manos hábiles han vuelto a funcionar.

Carmen Carrara, subdirectora de difusión de la Filmoteca de la UNAM, presentó el portal que mostrará 200 objetos, de los 400 que posee la institución, y que han sido preservados y donados por coleccionistas, directores, productoras, distribuidoras y particulares para ahora ser exhibidos en Internet por dentro, por fuera, en funcionamiento y con detalles muy específicos sobre su historia.

Debido a que nunca se han mostrado en un espacio físico (porque no se cuenta con uno), el Muvac cumple con el objetivo de digitalizar el acervo para mostrarlo, en ese sentido no sólo se trata de aparatos, también contempla objetos, vestuario, carteles y fotomontajes que son parte importante de la cinematografía nacional y que podrían incluirse en otra exhibición fuera de Muvac.

El Muvac consiste en dos salas de inicio: precinematográficos, donde se exhiben aparatos que previos a la invención de los hermanos Lumiere como son el zootropos, el praxinoscopio y la linterna mágica. En la segunda sala se encuentran los objetos Cinematógraficos divididos entre profesionales y Amateurs, con cámaras y proyectores de 8 a 16 milímetros; y finalmente la del Ingenio Mexicano, donde vemos reparaciones exóticas en instrumentos delicados.

Lo interesante del museo no sólo son las imágenes de aparatos de otra época, sino las animaciones logradas con cientos de fotografías tomadas desde todos los ángulos, que junto con el anecdotario de cómo llegó cada pieza a la Filmoteca de la UNAM, te permite realizar un largo recorrido que te hace interesarte en otra área del cine, trascendiendo las salas en la oscuridad, porqué es verdaderamente la otra historia del cine nacional, que tiene una antigüedad que data de 1896, ocho meses después de su aparición en París, siendo en esos inicios un verdadero semillero de tomavistas de Porfirio Díaz y con Salvador Toscano involucrado en su realización desde 1898.

Pueden visitar el Muvac inmediatamente, gratis y sin moverse de su silla, aquí.





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.