Por - - 0 Comments

 

En unos cinco años no quedará rastro de Facebook y Twiter y el boom de las Apps móviles pasará a la historia. Y es que  los expertos en tecnología de todo el mundo coinciden en que la cuarta oleada tecnológica de la información estará lista antes de lo esperado.

Para entender este planteamiento es necesario remitirnos al contexto teórico que indica que desde su irrupción, el internet ha experimentado 3 grandes oleadas tecnológicas.

A la primera oleada tecnológica se le nombró el internet de la información. Esta etapa se remite a los inicios del internet y al denominado «boom del punto com». Fue en esta etapa, situada a principios de la década de los dos mil que hicieron su aparición los primeros modelos de transición al comercio electrónico y en la que empresas como Amazon, Yahoo y Google se consolidaron como modelos económicos viables y a la vanguardia tecnológica. Al final de esta oleada, empresas como Tower records, Blockbuster y Borders sucumbieron al no poder adaptarse a una nueva realidad tecnológica.

La segunda oleada tecnológica fue denominada el internet social. A estas alturas, todo mundo conoce la historia de Mark Zuckerberg, aquel astuto  joven norteamericano al que se le ocurrió crear una red social llamada Facebook que revolucionó la forma de comunicarnos y que  actualmente cuenta con 900 millones de subscriptores alrededor del mundo.

El internet social se diversificó en formatos compactos y funcionales como Twiter, en aplicaciones de networking profesional como Linkedin y la transición de las empresas consolidadas en la primera oleada tecnológica con plataformas como Google + que siguen tratanto de adaptarse a esta oleada tecnológica que poco a poco va de salida.

La tercera oleada tecnológica es la etapa en la que nos encontramos, la era del internet móvil. Hoy en día, la proliferación de smartphones, tablets y demás gadgets portátiles hace prescindible  el uso de los computadores personales para compartir información. La transición hacia un internet libre y portátil es lo que caracteriza los tiempos actuales, tiempos en los que nuestra relación con la tecnología se ha convertido en una necesidad permanente. Aplicaciones totalmente libres como Instagram confirman la transición hacia una tecnología que se ha vuelto totalmente móvil.

¿Y qué es lo que los expertos señalan como la cuarta oleada del internet? Nada más y nada menos que el internet de las cosas. Hablamos de una era en la que los chips injertados debajo de la piel serán una realidad que te dirá cuando es necesario acudir al doctor, dónde se encuentran tus amigos y qué es lo que siente tu mascota.

La cuarta oleada del internet también erradicará el uso de los computadores personales y detonará la generalización de  más y mejores tecnologías móviles, así como las impresoras de objetos 3D que hoy se encuentran en fase experimental. El internet de los objetos también sugiere la proliferación de sensores y chips en edificios y espacios públicos, de modo que en un futuro podrías consultar dónde estacionar tu auto mucho antes de llegar ahí gracias a una sencilla consulta de internet.

Algunas de las empresas que ya han tomado ventaja en la llamada revolución del internet de las cosas son Alcatel y Lucent, firmas que han desarrollado el sistema Touchatag que funciona que cualquiera puede enlazar elementos del mundo real al mundo en línea utilizando etiquetas RFID y códigos QR.

Las bases del internet de las cosas se han venido dando desde varios años atrás. Según censos recientes, las líneas de comunicación M2M (Machine to Machine)  que permiten que una máquina, automóvil o electrodoméstico envíen datos automáticamente a un dispositivo móvil han aumentado sustancialmente en los últimos años y  para el 2015, permitirán que las condiciones para el internet móvil sean toda una realidad.

 





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.