Por - - 1 Comment

Para nadie es extraño que las redes sociales y las tecnologías de la información en internet se han vuelto herramientas clave en las movilizaciones ciudadanas alrededor del mundo. Los ejemplos de las protestas en Egipto, los movimientos estudiantiles en España y más recientemente en Chile, además de toda la maquinaría informativa que detonó los movimientos Occupy, primero en Nueva York y luego en las principales ciudades del mundo, son una clara muestra de como el internet ha pasado de ser un lujo a un derecho esencial de todo ser humano.

El fenómeno es por demás interesante si consideramos que las movilizaciones ciudadanas cuentan con dos ventajas estratégicas: La primera, la capacidad de respuesta, pues de manera inmediata y coordinada los llamados a movilizarse pueden ser difundidos entre un número enorme de personas sin la necesidad de ningún medio alterno ni recursos económicos.

La segunda ventaja es la eliminación de cabezas visibles en las protestas. No hay un líder, sino muchos ciudadanos trabajando en conjunto en función de garantizar la seguridad de los asistentes y de organizar los términos en que se llevarán a cabo los eventos.

Los hechos ocurridos el denominado “Viernes Negro”, el pasado 13 de Mayo en la Universidad Iberoamericana en los que fue seriamente cuestionado el candidato presidencial Enrique Peña Nieto, y que trataron de ser minimizados y transgiversados por la Televisión, los medios impresos y las partes afectadas no solo demostró la plataforma de difusión de un medio bien aprovechado, sino su capacidad de respuesta para defender su posición y exponer los argumentos ciudadanos de lo que realmente ocurrió no desde una, sino desde cientas de perspectivas capturadas por Smartphones y otros instrumentos tecnológicos. Tras ser acusados de “porros” y militantes políticos, los estudiantes que encararon al político respondieron a través de un video colocado en youtube en el que reiteraron que su protesta fue totalmente ciudadana al tiempo que mostraron a las cámaras la credencial que los acredita como estudiantes de dicha casa de estudios.

Como podemos ver, la tecnología se ha vuelto un elemento de defensa ciudadana. Si bien es cierto que internet no cuenta con la verdad y la objetividad absoluta, por lo menos es un medio plural en el que es posible el diálogo entre posiciones encontradas.

Prueba de lo anterior es la marcha “Anti Peña” que se llevó a cabo el pasado sábado 19 de mayo en el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México. La protesta, organizada y orquestrada desde las redes sociales, propuso la manifestación pacífica y apartidista en contra del candidato del PRI Enrique Peña Nieto, representante del partido político que gobernó por más de 70 años el país y que, entre otras muchas cosas, fue responsable de la guerra sucia y de la represión en contra de los estudiantes del movimiento universitario de 1968.

Con tan solo unos cuantos días de anticipación, la marcha promovida en Twitter bajo el Hashtag #yosoy132 logró convocar alrededor de 40,000 asistentes, en su mayoría estudiantes universitarios y ciudadanos independientes que a través de ingenio y entusiasmo dejaron claras sus opiniones en contra del candidato al que justificadamente se le acusa de ser apoyado por las principales cadenas de Televisión.

La experiencia mundial nos ha enseñado que la tecnología, la información y el conocimiento son las armas de las que podemos valernos los ciudadanos para defendernos de la injusticia y el mal gobierno. Ojalá que los años por venir nos den la sabiduría para atesorar la invaluable herramienta ciudadana que hoy tenemos para hacer valer una de las consignas expresadas durante la manifestación del sábado: “Pueblo informado, jamás manipulado”





1 Comment to Tecnologia: Redes sociales, motor del activismo ciudadano

  1. MArtínGC

    Hay Q añadir q los mensajes de los muchos seguidores del #Yosoy132 se impusieron todo el fin de semana a los multiples mensajes generados por los bots q emplea el pri, este activismo es una muestra del interés de una generación q se presumía apática. Habría q darle las gracias a EPN, Televisa, OEM, Tv Azteca y demás medios de comunicación q se empecinaron en maquillar aquel viernes negro y ahora son responsables del Efecto Ibero. 😀

Deja un comentario