Por - - 0 Comments

Por: Yossa Guzmán / @LisbonCut

Patricio Guzmán vuelve a repetir con éxito su fórmula para crear documentales con un toque científico-histórico y un velo de tristeza profunda, ”El botón de nácar” es un emocionante documental que mezcla a partir de un objeto tan cotidiano como un botón, toda una historia formada desde las estrellas pasando por el agua hasta llegar a los aborígenes chilenos. Por si fuera poco conecta a los desaparecidos de la dictadura de Pinochet (un tema constante en su filmografía) de manera tan fluida que parece un artificio cinematográfico, lo cual es evidente pero su artificio radica en el lenguaje más no en la narración.

2015_02_13_BOTON_NACAR_int0

Patricio Guzmán junto con Werner Herzorg son dos documentalistas que hacen de la experiencia de ver sus películas un entramado poético-filosófico-humanista que arrasa con toda idea de documentales encuadrados con entrevistas, imágenes y narrador. Ellos buscan la manera más interesante y compleja de ir hilando la historia con su propio punto de vista y a su vez reflexionando sobre cuestiones tan básicas como la vida, la muerte, la humanidad y demás temas.

Boton2



Esta película junto con “Nostalgia de luz” son dos caras de la misma moneda como si fuera una secuela, apoyándose mutuamente en tratar de descifrar de la manera más razonada posible la existencia y la desgracia humana reflejada en dictaduras y conquistas violentas. Si bien el narrador puede llegar a cansar por la voz pausada y melancólica, lo qué narra, que es lo importante, se funde con las imágenes y con las terribles coincidencias que se suceden sin detenerse hasta llegar a conclusiones-preguntas abiertas tan contundentes como: El agua tiene memoria, los aborígenes chilenos no tienen palabra para definir “dios” o “policía”, la identidad es una cuerda muy delgada, la humanidad es una sucesión de luchas entre los fuertes contra los débiles, un objeto puede llegar a cambiar la historia del hombre… y así hasta el infinito en un bucle de razonamientos existencialistas.

sitting-down-with-the-godfather-of-chilean-documentary-film-body-image-1430506934

Guzmán ha ganado gran cantidad de premios a lo largo de toda su carrera, el Gran Premio en Florencia 97, el Gran Premio Marsella, premio al mejor documental europeo en 2010; El botón de nácar ganó Oso de Plata al mejor guion en la Berlinale y el Premio Ecuménico de este festival, su trayectoria como documentalista es ya legendario y su afición por Salvador Allende más, no hay alguien que se interese más por la historia chilena que él. Chile como toda Latinoamérica es una historia de conquistadores y conquistados, de saqueos culturales, de indígenas y su mitología contra europeos cristianizados, sin dejar de mencionar la extinción del pasado de manera violenta y cruda por un futuro que no acepta las diferencias ni la diversidad.

247110-the-pearl-button-0-230-0-345-crop

Este documental se podrá ver dentro de la programación del 35 foro de la cineteca nacional del 5 al 10 de julio, para conocer otros trabajos del cineasta chileno checa su filmografía aquí: http://www.patricioguzman.com/

 

mail





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.