Por - - 2 Comments

La cadena de librerías Borders Bookstore anunció su situación de quiebra y el consecuente cierre de 200 tiendas en la Unión Americana, con opción a añadir 70 más en el corto plazo. El cierre equivale al 30% del tamaño de la compañía, que alega fuertes pérdidas en la venta de libros en Estados Unidos.

Borders es una cadena de tiendas líder en la venta de libros, revistas, música, películas y artículos de papelería. Fue fundada en 1971 y hasta finales de 2010 contaba con más de 500 sucursales en Estados Unidos.

Hace unas semanas tuve la oportunidad de visitar un par de estas tiendas durante una breve estancia en Los Angeles. Basta decir que la varidad de títulos que podían conseguirse  era impresionante, particularmente en el caso de literatura musical: desde biografias de artistas como Cliff Richards y David Bowie, pasando por tomos enciclopédicos de los mejores guitarristas de todos los tiempos, compendios de la historia del Blues y el Jazz  y contenidos originales, como la recopilación de ensayos del emblemático critico de rock Lester Bangs “Psychotic reactions and Carburator Dung” o el anecdotario de una groupie y sus tips para colarse a todos los conciertos “Im with the Band”, de Pamela Des Barres que me recomendó mi amiga Karina Cabrera y que adquirí en la sucursal de Glendale, una de las que entran en la lista de cierres.

No es consuelo enterarse de las grandes ofertas de liquidación por el cierre de sucursales. La situación de Borders podría adelantarnos lo que nos espera en los próximos años en el campo editorial. Con la sobre oferta, la piratería y la incursión de los e-papers tal parece que la llamada de la selección natural, finalmente ha llamado a la puerta de los libros

La evolución lógica sería dar el paso a la comercialización digital, aunque dista mucho de ser un campo rentable para sostener una industria del tamaño que hoy ostenta el mercado editorial. La libertad total que todos atesoramos también restringe el planteamiento de  reglas claras en torno al valor de la obra y el pago de derechos de autor.

Es una pena lo que le ocurre a Borders y a las cerca de 20,000 personas que trabajan en sus sucursales. El problema no es el cierre, sino el factor sintomático que este representa. Ojalá los años que vienen nos brinden alternativas viables para hacer más accesible el costo de los libros, sin que eso conlleve un decrimento a la experiencia de leer un libro físico y al pago de los derechos de autor de nuestros escritores favoritos.

Aquí les presentamos la lista de las librerías que en breve cerrarán sus puertas:

Borders Closures





2 Comments to Las librerías Borders se declaran en quiebra

  1. Karina Cabrera

    Nunca es buena noticia saber que una librería o una tienda de discos cierra, pediría más consumo de cultura y menos consumo de café (invierta menos en la Sirenita y con lo que ahorre cómprese un libro), sin embargo es inevitable el cambio del papel a lo digital y no todo lo que viene en camino con esto significa el fin de la literatura o la música.

    Como con la aparición de Napster, escuchamos más música y el control de sólo seis se volvió la posibilidad de muchos; con la crisis editorial nuevamente están en riesgo los derechos de autor, pero algunos hemos leído más libros desde que les agregamos algunos ceros y unos… sólo es transformación del medio, un libro es un compendio de palabras e ideas, no un conjunto de hojas.

Deja un comentario