Por - - 0 Comments

En el marco de la Feria Universitaria del Libro (FUL), realizada por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, el escritor mexicano René Avilés Fabila dictó la conferencia “Vida y obra de Elena Garro. Centenario de su nacimiento” en la que destacó la obra de la escritora poblana Elena Garro y su nulo reconocimiento a causa de sus polémicas diferencias con el premio novel Octavio Paz.

elena garro-octavio paz

“La tiranía de Octavio Paz en la cultura mexicana condenó al ostracismo a una de las mejores escritoras que ha dado este país” afirmó Avilés Fabila, al tiempo que exigió al gobierno mexicano “el reconocimiento que se merece”.

zzz045

En una amena charla frente a un auditorio repleto de jóvenes preparatorianos y universitarios, el creador del suplemento cultural y ahora revista “El Búho”, Avilés Fabila, dijo: “Elena Garro escribió un libro extraordinario, es autora de una novela traducida a varios idiomas, ‘Los recuerdos del porvenir’, en 1963; de una obra de teatro majestuosa sobre Felipe Ángeles y otros textos magistralmente escritos. A Elena Garro, incluso no se le ha reconocido, pero es precursora del realismo mágico pues ‘Los recuerdos del porvenir’ se publicó cuatro años antes que estallara el Boom Latinoamericano con Gabriel García Márquez y su ‘Cien años de soledad’ como máximo exponente”.

René Avilés Fabila narró extensamente cómo y cuándo conoció a Elena Garro, allá en 1964, “ya era una mujer muy polémica y pronto vi que su vida se volvió muy polémica, por lo de la muy discutible delación de la Garro respecto al movimiento estudiantil del 68”. La conocí durante una discusión sobre la vía que Cuba había tomado con su revolución, que la escritora sostenía con el embajador de Cuba en México”. De la plática ella se retiró airada y entonces un grupo de jóvenes entre los que se encontraban él y el fallecido Parménides García Saldaña, la abordaron y fue cuando la vio por primera vez. “Era una mujer extraordinaria”, dijo.

El escritor señaló que “México le debe a Elena Garro el gran homenaje que merece, pero la sombra y la dictadura que Octavio Paz ejerció sobre el ámbito cultural –y sigue ejerciendo—en México se lo han escatimado. Reveló ante los asistentes cómo sucedió el regreso de Elena Garro con su hija Helena Paz Garro; como fue el periplo de la escritora, sus obsesiones, su talento y la lucha encarnizada que sostenía con Paz, las autoridades de cultura y los corifeos del poeta y premio Nobel 1990.

“Había una aversión de Paz hacia Elena y hasta por su hija; además el gobierno mexicano siguió teniendo distanciamiento con Elena, porque nunca se le hizo el reconocimiento que merece como escritora, ni se le dieron las condiciones necesarias para que viviera de lo que sabía hacer”, prosiguió el escritor.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *