Por - - 0 Comments

1Life

 

 

¿Eres incapaz de pasar 10 minutos sin revisar tu Smartphone? ¿Al salir a la calle buscas desesperadamente un Hot Spot con conexión a internet gratuito? ¿Te frustra no tener la última versión del gadget de moda? Si  te identificas con alguna de estas situaciones tal vez tengas un grado de dependencia electrónica y eso puede afectar considerablemente tu economía y tu salud.

Según un estudio publicado  en Francia por la agencia de investigación Ipsos, la e-dependence, afecta al 71% de los ciudadanos en aquel país. Según el estudio de percepción, las personas interrogadas tuvieron la impresión de descuidar sus relaciones personales a raíz de las nuevas tecnologías.

Hoy en día la gente esta conectada todo el tiempo. La rapidez con la que los gadgets y aparatos electrónicos duplican su eficiencia y velocidad al tiempo que bajan sus costos es verdaderamente exponencial. Esta particularidad ha llevado a que muchas personas literalmente duerman con el Smatphone en la mano, esperando un Tweet, un mensaje SMS o Whatsapp una actualización en Facebook.

 

 

 

Por definición, la adicción al internet, a los videojuegos y en general a los gadgets electrónicos se ha catalogado como una adicción psicológica. Los principales efectos nocivos para la salud son el sedentarismo, la reducción del círculo social en función de amistades digitales con vínculos afectivos mucho más débiles.

También se ha demostrado que existe una relación estrecha entre la adicción electrónica y el aumento en los niveles de depresión de quienes padecen esta condición. Según especialistas del tema como Pratarelli, la adicción al internet y otras tecnologías incrementan los niveles de aislamiento, facilitando la percepción de soledad y la autoconfirmación condicionada al reconocimiento público en las redes sociales. Eso repercute en la dificultad de construir relaciones afectivas a largo plazo.

Por si fuera poco, la adicción tecnológica afecta notablemente al impacto ambiental. El avance del desarrollo tecnológico y el abaratamiento de los aparatos ha provocado una duplicidad de aparatos, lo que finalmente se traduce en gastos supérfluos y un aumento en la basura electrónica que generalmente va a parar a países del tercer mundo en Africa y Latinoamérica.

 

UPDATED-HEADER-DD

 

Esta condición ha generado un nuevo mercado para psicólogos y  terapeutas. Se trata de empresas que ofrecen programas de desintoxicación digital. Una de ellas  es  reSTART, una empresa que presume ser la primera en ofertar un programa de retiro de internet en el país.

Restart afirma que la mayoría de las personas tratadas tienen entre 18 y 28 años. La mayoría de los pacientes han tenido problemas en sus estudios a raíz de la conexión permanente. Otros tienen dificultades para establecer relaciones sociales en la vida real.

Otra empresa que destaca en el tema de la desintoxicación tecnológica es  Digital Detox una firma que organiza retiros libres de internet y tecnología a lugares aislados de Estados Unidos y países lejanos, como Camboya.

Para finalizar esta columna les dejamos un video bastante interesante sobre la opción que tenemos de conectarnos o desconectarnos de un entorno que a veces nos inunda con información y nos impide pensar claramente. ¿De verdad necesitamos un Smartphone conectado a internet al alcance de la mano las 24 horas del día?

 

 





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.