Por - - 0 Comments

2011 pasará a la historia como el año de consolidación para las aplicaciones creadas para dispositivos móviles.

Redes sociales, aplicaciones para hacer llamadas por internet, mapas de las principales ciudades, lectores de libros digitales y juegos de video en su versión portátil fueron los tópicos tecnológicos preferidos por los usuarios de tablets, teléfonos inteligentes y reproductores de música digital con acceso a internet.

No es nuevo señalar que la popularización de estos artilugios compite cada vez más con las aplicaciones creadas para computadoras personales. La proliferación de compañías desarrolladoras de software para esta plataformas crece día con día, y se han convertido ya en un caso de estudio para agencias de consultoría en medios digitales, como la empresa holandesa Distimo, que recientemente puso a disposición del público una parte de su estudio de consumo de aplicaciones digitales.

Según Distimo, a finales de noviembre de 2011 existían en internet 200,000 aplicaciones gratuitas de los más diversos estilos y temáticas para los sistemas Android y Apple. Sin embargo, a la hora de considerar las aplicaciones con costo, el número se eleva a más de 450,000 aplicaciones pagadas para esas mismas plataformas. En total, existen más de 650,000 programas disponibles para los millones de usuarios de teléfonos inteligentes en el mundo.

El fenómeno mundial del juego Angry Birds, fue la aplicación que conquistó el trono en las descargas de aplicaciones digitales. Por su parte, las red social Facebook, la aplicación de videollamadas Skype, junto con el servicio de geo localización Google Maps y el lector de libros gratuitos de Apple siguieron muy de cerca a los «pajaritos enojados».

 

La empresa también señala que los países con mayor número de descargas en el mundo fueron Estados Unidos y China, en una proporción dominada por los norteamericanos, pero en la que cada mes avazan los orientales, pues solo en ese país se genera el 30% de las descargar para iPhone y 44% para iPad.

Aunque en nuestro país existen esfuerzos muy importantes para crear aplicaciones con contenidos dirigidos al público mexicano, la mayoría de ellos pertenecen a empresas de comunicación como periódicos, televisoras y estaciones de radio que se limitan a migrar los contenidos de sus portales de internet a aplicaciones portátiles.

No obstante, la creación de aplicaciones culturales, como la aplicación del poema blanco de Octavio Paz para la tableta Ipad, (tema al que nuestro colaborador Fernando García dedicó su columna hace unas semanas) resalta el gran interés del público mexicano en aplicaciones con contenidos culturales. Prueba de ello es la gran cantidad de descargas que esta aplicación gratuita, creada por el CONACULTA y disponible en la tienda iTunes recibió a tan solo unas semanas de publicarse.

El éxito de Blanco se debe a su innovadora tecnología, que fusiona las voces del propio Octavio Paz, Eduardo Lizalde y Guillermo Sheridan con los ejercicios pictóricos del artista estadounidense Adja Yunkers y la música escrita por el compositor Richard Cornell. El éxito de esta aplicación, que combina arte y tecnología demuestra que hay una amplia brecha con potencial cultural en el mundo de las aplicaciones digitales.





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.