Por - - 0 Comments

En esta columna hemos abordado ampliamente las nuevas tecnologías para llevar los libros al formato digital. La consolidación del e-book y sus variantes para dispositivos especializados son medios de acceso a la literatura que ya son toda una realidad.

Sin embargo, es importante destacar el proceso inverso que, en menor medida, se esta llevando a cabo en todo el mundo: llevar textos publicados originalmente en internet a formatos tradicionales en papel.

El fenómeno resulta especialmente atractivo si consideramos que muchos de estos trabajos son el resultado del trabajo a distancia. El material se ofrece gratis en línea, para que la gente lo conozca, luego se vende la copia impresa, pues todavía hay muchas personas que tienen gusto por el objeto físico.

Tal es el caso de “Historias de Las Historias”, antología de textos ganadores del concurso de minificción que el escritor mexicano Alberto Chimal convoca mes tras mes en su página personal www.lashistorias.com.mx.

Sin más premio que la imagen simbólica de un trofeo y el reconocimiento de varias docenas de bloggers y escritores en formación que compiten mensualmente, el concurso de Las Historias se ha convertido en un reconocimiento de gran prestigio para los jóvenes escritores.

El concurso se lleva a cabo desde hace seis años en internet. Para recuperar las minificciones ganadoras, Ediciones del Ermitaño ha publicado un libro con los trabajos de varias decenas de autores de América Latina y Europa, además de ilustraciones del taller El Segundo Día, de la Escuela de Diseño del INBA.

“Historias de Las Historias” es sólo una de las muchas materializaciones físicas de textos trabajados para internet, el libro da fé de la vibrante producción literaria en lengua castellana que se genera en el mundo gracias a las nuevas tecnologías y al uso de las redes sociales.

Cabe señalar que las autoridades culturales de nuestro país han apoyado muchísimo la generación de este tipo de contenidos, particularmente desde la red social Twitter.

Una de las iniciativas más destacables son los ciclos de conferencias “La llegada de la Twitteratura” y “140cc” organizados por el INBA . Así como los apoyos a proyectos generados en la red social, como el libro “Nanoficciones” del escritor mexicano Renato Guillén, quien actualmente trabaja en su proyecto gracias al apoyo del programa Jóvenes Creadores del FONCA.





Deja un comentario