Por - - 0 Comments

Uno de los grandes debates entre los aficionados a la música tienen que ver on la reducida calidad de audio de los formatos digitales. Aunque es común la discusión entre quienes prefieren la calidad de los formatos análogos como el vinilo y quienes defienden la practicidad de los reproductores digitales, desde hace unos meses ha entrado a la batalla un nuevo competidor que promete ofrecer formatos digitales de la más alta calidad.

El dispositivo en cuestión se llama Pono, un prototipo musical en desarrollo que ha saltado a la fama gracias a su vocero e inversionista principal: El legendario músico Canadiense Neil Young.

Young ha aparecido en los medios para destacar las ventajas del prototipo, que busca competir con el gigante iPod de Apple ofreciendo un ecosistema basado en formatos de audio que prometen la más alta calidad del mercado, ya que estarán codificados a 192 kHz/24 bits. La experiencia, según Young, será natural y orgánica, parecida a la que experimentan los ingenieros de audio en las consolas de edición.

ponomusic_resonanciamagazine1

Detrás del nuevo formato está la compañía Meridian Audio, quienes actualmente desarollan una nueva plataforma de descargas musicales con un catálogo de 800 discos de Warner Music Group, Sony Music y Universal Music Group en una vanguardista modalidad de conversión de análogo a digital.



El aparato, que se planea que salga al mercado en octubre de 2014 ha recibido un fuerte apoyo de los melómanos en plataformas de financiamiento públicas como Kickstarter, pues a unos días de abrir la recaudación pública de fondos, el públicó realizó aportaciones que sumaron más de un millón de dólares.

El reproductor portátil Pono tendrá hasta 128 gigas de almacenamiento interno, aunque ya se anticipa la posibilidad de ampliar la capacidad mediante tarjetas de memoria externas. En la página oficial ponomusic.com se cuenta a un gran número de estrellas que respaldan este proyecto como: David Costello, Bruce Springsteen, James Taylor, Elton John, Tom Petty, Norah Jones y Dave Grohl, quienes señalan las maravillas del prototipo.

Sin embargo, otros artistas han creado controversia en torno a la subjetividad de la calidad de audio. Para algunos ingenieros de audio, el público promedio no notará la diferencia de calidad entre un formato codificado a 44khz y uno a 192KHZ, ya que este último rebasa el rango de apreciación del oído humano. “Tendrías que tener oídos de perro para notar la diferencia” declaró un especialista.

mail





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.