Por - - 0 Comments

 

El aumento en el precio de los conciertos ha hecho que muchos fans se lo piensen dos veces antes de comprar boletos preferenciales para ver a bandas de las que no tienen referencias. Afortunadamente, ya existe una aplicación que califica el desempeño de las bandas sobre el escenario a partir de las reseñas de asistentes a los shows.

Se trata de Showscoop, una plataforma de networking fundada por el desarrollador Micah Smurthwaite que pretende responder una pregunta esencial a la hora de invertir dinero, tiempo y esfuerzo en un concierto: ¿Esta banda realmente vale la penaen vivo?

Es una buena pregunta. Algunas bandas suenan muy bien en sus discos, pero su desempeño, entrega y sonido  dejan mucho que desear en vivo. Por el contrario, algunas otras bandas e intérpretes adquieren otra dimensión en directo gracias a su interacción con el público y su ejecución sobre el escenario. ¿Cómo saberlo antes de comprar boletos en las tentadoras preventas? Fácil, consultando el veredicto del público.

 ShowScoop propone a sus usuarios la evaluación de 4 atributos en los shows en vivo: Calidad de sonido, interacción con el público, efectos visuales y presencia escénica. El resultado de estos 4 puntos se promedia en una escala de 0 al 5.

 

 

Aunque la premisa del proyecto suena bastante atractiva, por el momento, el principal problema de  ShowScoop es la limitada cantidad de reseñas con las que se cuenta en relación con el universo infinito de bandas que se encuentran de tour alrededor del mundo. Para remediar este inconveniente, los desarrolladores encabezados por  Smurthwaite han propuesto un atractivo plan de incentivos que incluye beneficios para los usuarios destacados y la oportunidad de obtener entradas gratuitas para algunos shows en la Unión Americana.

Si la plataforma de ShowScoop  llega a prosperar, el público mexicano tendría buenos elementos para decidir si eventos como el Corona Capital justifican el aumento de más del 65% en sus precios respecto al elenco del año anterior. Al final, la decisión de darle nuestra confianza (y buena parte de nuestras quincenas) a los promotores de los conciertos en México depende únicamente de nosotros. 





Deja un comentario