Por - - 0 Comments

Siguiendo la lógica de falso documental iniciada por cintas como «This is Spinal Tap», el documental «Naco es chido» muestra la historia de la banda Botellita de Jerez a veinte años de su separación.

El hallazgo de «Plan B», un disco que por veinte años se consideró perdido desata la búsqueda de los Botellos, quienes desaparecieron del panorama musical tras una escandalosa pelea originada por un lio de faldas. El detective Thomas Macanan y Macuca, fan y ejecutiva de la disquera Mexican Records localizan al Mastuerzo en un bunker subterráneo, al Cucurrucucú encerrado en un manicomio y al Uyuyuy mendigando en las calles de Los Ángeles.

El lanzamiento del disco perdido es el pretexto para el gran “arrejunte” de los “guacarrockers”, sin embargo, un complot orquestado por ciertos personajes de la escena política impedirá por todos los medios la reunión de los Botellos.

Aunque se trata de un material fundamentalmente de ficción, «Naco es chido» refleja justamente lo que representó Botellita de Jerez para el rock mexicano: Diversión, irreverencia, desenfado interpretativo y sobretodo, una desmitificación del estigma de ser mexicano y formar parte de las clases bajas.

A comparación de otros documentales de bandas mexicanas, «Naco es chido» no pretende exhaltar parcialmente las virtudes del grupo, ni buscar momentos sentimentaloides propios para la lágrima. Quizá la mayor virtud de este documental sea el reflejo que el director hace de la cultura mexicana contemporánea y de cómo Francisco Barrios, Sergio Arau y Armando Vega-Gil lograron amalgamar diversos estratos sociales y culturales de la sociedad mexicana con sus temas, perfectos para el cotorreo y la pachanga.

 

 

NOTA: «Naco es chido» esta dividido en 9 partes, para disfrutar el documental sin complicaciones te recomendamos mirarlo directamente desde youtube.

 





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.