Por - - 2 Comments

Para Víctor Illarramendi, el show empieza desde el momento en que está armando la batería, significa todo un ritual que lo ayuda a concentrarse en el resto de la presentación. Illarramendi se inició en la música en la Ciudad de México en los años 70 tocando en tardeadas  y fiestas. Su carrera en términos profesionales se dio  de 1976 a 1980 con una banda de Rock llamada ARBOL.

Con ARBOL hubo de todo, tocadas en la Prepa 2 patrocinadas por los estudiantes, con transporte y alimentación cortesía de los porros, quienes secuestraban un pesero y “pedían” comida regalada en algún establecimiento. Tuvieron también giras en ciudades como Guadalajara y municipios de Baja California y a lo largo del camino comparten escena con gente como Three Souls in my Mind o los Dug Dug´s. La alineación más fuerte de ARBOL fue: Alex Anaya en el bajo, Julio Espíndola en la guitarra, Luis Gerardo Máqruez en el sax y por supuesto Víctor Illarramendi en la batería.

Victor Illarramendi1

Durante un breve periodo se dedica a tocar en bandas de rock progresivo como Veleta o Estamos Unidos, sin embargo debido a la poca respuesta que tiene este género en México, ambas bandas tuvieron una vida corta.

De ahí viaja a Londres por una temporada y a su regreso a México ingresa con Ricardo Ochoa a las filas de Kenny y los Eléctricos de 1980 a 1986 en donde decide tomar un break dejando en su lugar a Jorge “La chiquis” Amaro. En 1988 regresa a Kenny y los Eléctricos, durante  esa etapa Víctor comenta que pudieron vivir básicamente de presentaciones en televisión, en una época donde aún se les pagaba a las bandas por salir en tele. Ochoa deja el proyecto en 1991 y con esto Víctor decide ir a vivir a la Ciudad de Puebla.

Kenny y los Electricos

Su primer trabajo en tierras camoteras fue como profesor de batería en la Universidad de las Américas Puebla, ahí se topa con una banda estudiantil llamada Código Humano a quienes convence de grabar un álbum producido por Ricardo Ochoa. De ahí se va como profesor la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, donde a la fecha labora, y toca en una banda de la Cervecería Superior con músicos poblanos como Laura De Ita, Flavio Guzmán y Martín Baez con quienes después haría un ensamble de Jazz titulado Jazz Beat.

De 1997 a 2005 toca en una banda de Blues, Cross-Roads además de organizar encuentros nacionales de bateristas en la Escuela de Música de la BUAP. En ese período regresa a Código Humano como baterista y vuelven a grabar un CD, mismo que nunca vio la luz por falta de fondos para la producción.

De 2007 a principios de 2011  toca con Eslabón con quienes graba el álbum “Va en Serio” y apoya al grupo en su etapa de transición entre grupo de covers a grupo de material original.  La canción “Por ti” es de su autoría y es el tema que abre dicho álbum. Actualmente toca en una banda de covers de Hard Rock llamada Bulldozer en distintos bares de la capital poblana.

Aquí podemos escuchar “Por ti” con Eslabón, tema de Illarramendi:

 

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/43229590″ iframe=”true” /]

 

Víctor ha vivido el Rock nacional desde distintos ángulos. Comenta como el movimiento pintaba para volverse fuerte a principios de los 70 hasta que después de Avándaro sufrió censura y quedó confinado a presentarse en escenarios pequeños y hasta cierto punto clandestinos conocidos como “Hoyos Funky”. Muchos músicos tomaron distintos rumbos, algunos fueron al  Rock Urbano, otros a volverse acompañantes de artistas del ámbito popular y/o comercial y otros  más continuaron sus proyectos de manera más discreta.

Víctor considera que las dos grandes Televisoras no han contribuido a que exista una escuela de Rock mexicano porque se han dedicado a presentar al público propuestas musicales de contenido pobre cuyo objetivo no va más allá de la venta.

Respecto a las diferencias entre Puebla y el DF, Illarramendi  reconoce que éste último siempre ha tenido más foros y más público para las propuestas musicales mientras que en Puebla es muy difícil abrirse paso porque no hay una industria de música estrictamente hablando.

Victor Illarramendi2

 

Recomienda también a las bandas poblanas que no es suficiente quedarse en casa, es importante llevar su material a diferentes lugares y conocer distintos públicos.

Al pedirle su opinión respecto a los bateristas de antaño comparados con los actuales él contesta desde una perspectiva de profesor de música que actualmente existen muchísimas herramientas para aprender a tocar el instrumento, principalmente el Internet. También identifica dos grupos de alumnos: El primero está formado por aquellos que tienen la firme intención de ser buenos músicos y el segundo son alumnos que estudian música como un pasatiempo. Para el primer grupo reconoce que la convicción es la mejor herramienta para convertirse buen músico y para el segundo grupo opina que el tocar la batería los ayudará a desarrollar un buen sentido del tiempo, o beat como decimos ahora, independientemente de si se dedican a la música, la danza o el teatro.

Como profesional de la música se considera muy afortunado porque puede trabajar de aquello que le gusta, a veces le ido bien y otras no tanto, sin embargo ahí sigue, dando más de que hablar y contribuyendo con su granito de arena a engrandecer el Rock nacional.

Algunos clips de Víctor en acción:

 





2 Comments to Víctor Illarramendi, Un triunfador de la música: “Para bien o para mal he podido trabajar de lo que me gusta”

  1. Pedro Escobar

    Pese a que prácticamente son desconocidas en México, muchas bandas de rock progresivo nacionales com iconoclasta son bastante apreciadas en el extranjero. no conozco mucho de Veleta, pero me ha llamado mucho la atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *