Por - - 0 Comments

 

Muchas veces el público en general piensa que los músicos son necesariamente gente que sale en TV, revistas, banners publicitarios de Internet, radio y cortos de cine. Esto está muy lejos de la realidad, de acuerdo a datos de INEGI cuya gráfica aparece en el blog, entre 2005 y 2011 hay en México en promedio 11430 músicos a quienes se les remunera por sus servicios.

Ahora bien, ¿cuántos músicos realmente sabemos que existen? Calculo que si sumamos a todos los elementos individuales de las bandas con los cantantes solistas que tienen presencia en medios de comunicación masiva juntamos a lo mucho unos 100 y creo que soy optimista en la cifra. ¿En donde entonces están esos 11 mil y pico de músicos que los datos arrojan? Una parte de ellos está en la industria musical haciendo trabajo tras bambalinas: productores, músicos de acompañamiento, arreglistas, etc. Otra parte forma parte de orquestas y bandas auspiciadas por ayuntamientos y/o gobiernos estatales y el  enorme resto tienen trabajos de día que les permiten sustentar su carrera musical.

En éste último grupo encontramos a la mayoría de los músicos independientes, por lo menos en la ciudad de Puebla. Esta situación no significa que sus actividades laborales no sean interesantes, muchas veces contribuyen más al bien común que muchos de los artistas célebres. John Lennon dijo en alguna entrevista: “No necesitas ser alguien famoso para que tu vida sea interesante”.

Tal es el caso de Laura Galván, de origen anglo-mexicano quien estudio Biología Marina en la Universidad del Mar en Zipolite Oaxaca. A manera de pasatiempo, Laura  toca guitarra y escribe sus propias letras y melodías, durante su época de estudiante en Zipolite entre 2005 y 2010 formó parte de un grupo llamado “Los del Cerro”, en donde era vocalista y guitarrista.


Ya de regreso en su natal Puebla, hace un año, se dedica a enseñar inglés, a vender bisutería que ella misma fabrica y por supuesto escribe canciones. Su tema The Dub Dub Song, es Pop en el sentido estricto de la palabra: melodía pegadiza, alegre, con letra fresca y de mensaje muy directo. La lírica de la rola es en inglés, debido a su doble nacionalidad, Laura encuentra tan sencillo escribir en lengua de Cervantes como en lengua de Shakespeare y tiene temas en ambos idiomas.

El estilo nos evoca distintos artistas, por momentos tiene algo de Jewel con la frescura de Nelly Furtado y en los acompañamientos vocales podemos escuchar indicios de influencia de artistas clásicos de los 60 como las Supremes  o de grupos más actuales como los Pixies. La base rítmica por el contrario tiene algo de Rock donde se dibuja de fondo una guitarra muy tipo The Edge.

Laura tiene además otras canciones aún en el tintero que espera ir subiendo a Internet a medida de lo posible, que es también el encanto de no vivir de la música, los tiempos para publicar música son mucho más holgados a comparación de los artistas célebres. Mientras tanto sigue buscando esos momentos en donde no habla sobre arrecifes de coral para seguir haciendo música. ¡Enhorabuena Laura! y sigue explotando tu talento.

lauragalvan1

 





Deja un comentario