Por - - 0 Comments

Una de las condiciones humanas más primitivas es la ambición por perpetuarse. Hablamos de la genuina aspiración de crear un legado sanguíneo o intelectual que le permite a una persona ser recordada tras su paso por el plano terrenal. Whiplash (Damien Chazelle, 2014) nos presenta el costo de acceder a ese status de leyenda, y el enorme desgaste emocional que eso implica.

whiplash06

La trama nos sumerge en la historia de Andrew Nieman (Milles Teller), un prometedor baterista norteamericano de jazz, que con apenas 19 años aspira a convertirse en uno de los mejores ejecutantes de su instrumento. Su ambición, más allá de sobresalir en el prestigioso conservatorio de Shaffer y conseguir una plaza en la orquesta de estudio del instituto, nos deja ver su necesidad de aceptación y reconocimiento en su complicado entorno familiar, sin importar que eso implique sacrificar las experiencias sociales de cualquier joven de su edad.

whiplash04

El antagonista de la historia es el estricto y punitivo profesor Terrance Fletcher (J.K. Mills). Uno de esos directores intimidantes que ejerce su autoridad y conocimientos con el pretexto de desarrollar el verdadero potencial de sus estudiantes. Bajo la batuta de Fuller, la banda de jazz de la escuela, (que básicamente es la alineación de una big band, con alientos, metales, piano y percusiones) se ha mantenido invicta por años en las competencias académicas.



whiplash01

Tras el prestigio de sus éxitos, Fuller infringe toda clase de vejaciones y humillaciones en los miembros de su banda, que se esfuerzan a toda costa por ejecutar a la perfección las complicadas piezas como Caravan y Whiplash. El personaje de Andrew Nieman, se enfrenta a una tremenda competencia con otros dos músicos por el puesto de baterista titular en la orquesta de Fuller, aunque en realidad, la competencia principal es con su profesor, para quien ninguno de los 3 parece ser digno del puesto.

Tras la sombra de su héroe, el emblemático baterista Buddy Rich, Nieman se esfuerza por mejorar su técnica hasta literalmente sangrar sus manos y aislarse del mundo exterior. Su ambición por ser el mejor en su instrumento, darle una satisfacción a su solitario padre, y de demostrarle a Terrance Fletcher que es un músico digno de su respeto es la afrenta personal que lleva al protagonista a vencer sus propios límites.

whiplash02

Mientras tanto, la noticia de la misteriosa muerte de un ex alumno de Fletcher llega a las salas de ensayo del conservatorio. El hecho, que aparentemente es un asunto al margen de la historia,tendrá implicaciones directas en la banda de Jazz de Shaffer unas horas antes de una importante competencia. El propio Nieman será el detonante del desenlace de la historia y que afectará de forma definitiva su antagónica relación con su profesor.

Whiplash, escrita y dirigida por Damien Chazelle obtuvo una nominación a mejor película en la 87 entrega de los premios Oscar. Por su parte, la espléndida interpretación del actor J.K. Mills, en uno de los mejores trabajos de su carrera también fue destacad con una nominación como mejor actor de soporte.

whiplash07

También es digna de destacar la fotografía de Sharone Meir. Sin una nominación de por medio, los últimos 9 minutos de la cinta merecen una ovación del pie por las espléndidas secuencias, las picadas, los travelings, paneos, picadas y contrapicadas durante la interpretación final de “Caravan” y el solo de batería representado por el actor Milles Teller.

whiplash03

Al final, la cinta destaca al enfrentar al espectador con una reflexión sobre los límites de enseñanza y también por mostrarnos la relación del músico con sus propias limitaciones técnicas, con su profesor y con su instrumento. ¿Cuánto puede llegar a sufrir un músico hasta convertirse en un ejecutante excepcional? Al parecer mucho más de lo que imaginamos.

Whiplash (2014) nos muestra la genuina aspiración del hombre por vencer el tiempo, la utopía de que las efímeras huellas del paso del ser humano por el mundo puedan resistir las embestidas del tiempo. Sólo unos pocos son capaces de ello, pero el precio que tienen que pagar es muy alto. Whiplash nos muestra el reverso de la moneda tras la gloria de los músicos, los verdaderos músicos.

mail





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.