Por - - 0 Comments

La música le debe mucho a los suburbios de las grandes ciudades, porque es en esos lugares sin encanto, -en donde uno vive más por necesidad y resignación que por convicción-, donde la realidad se retrata de una forma auténtica y desde una visión periférica y agridulce. En el caso de la Ciudad de México, lugares como Ciudad Nezahualcoyotl son dignos de destacar a la hora de enumerar agrupaciones que han aportado una visión periférica del rock nacional.

Es en esa zona urbana estigmatizada y conflictiva al oriente de la Ciudad de México donde tiene su origen la la banda independiente Muzak. Se trata de una propuesta llena de pop rock combativo, impostado y lleno de fragmentos de vida en constante búsqueda. Muzak cuenta ya con varios años de carrera, un larga duración y un Ep de historia. Hablamos de una historia llena de esfuerzos y perseverancia que de momento no ha cosechado los éxitos que claramente se merece una banda con su trayectoria y credenciales.

Contrario a la denominación universal de su nombre (Muzak es el nombre con el que se cataloga a la música de elevadores) la propuesta de este grupo es una continua búsqueda de diversificación hacia sonidos cada vez más universales y plurales

En este proceso hay tanto cosas buenas como malas. Por un lado, la discografía completa del grupo se abre como una interesante baraja de opciones en las que siempre hay algo para cada gusto, desgraciadamente, este matiz de opciones en ocasiones carece de un hilo conductor que le de una personalidad clara  la música del grupo.

Canciones como “Stay Forever”, “Revolución” o “Band on the run”, reflejan la habilidad del grupo para componer en inglés al estilo del brit pop, pero son canciones cantadas en español como “Mucho nunca es suficiente” las que dejan ver el amplio potencial de la banda, con melodías bien trabajadas, lineas rítmicas dinámicas y versatilidad lírica.

También destaca la experimentación instrumental en “Serindipia”, donde los Muzak hacen un jam ascendente en torno a una pieza poética. En el tema de las letras, Muzak nos queda a deber un poco, podría contarnos muchas otras historias más allá del amor y redondearlas con su gran capacidad para musicalizar.

Es evidente el sonido maduro de la banda, a estas alturas se notan las tablas y las horas de ensayo dedicadas a pulir un sonido en el que todavía puede escucharse claramente la influencia de la música británica en sus guitarras, incluso los más puristas podrñan identificar dos o tres acordes que toman prestados de bandas como Oasis o Stereophonics. En el tema de la voz, es innegable la influencia de la voz nasal de Saúl Hernández de Caifanes así que si a Muzak se les puede acusar de robar piezas para construir su sonido al menos lo haría de los más grandes. Pero la verdad sea dicha: No hay que ser muy versado para darse cuenta de que en el mundos  ella música, todo mundo le debe algo a alguien.

1496126_786524334734202_2721090473279326091_o

Redes Sociales:

Facebook:https://www.facebook.com/muzakrockoficial
Twitter:https://twitter.com/Muzakrockmexico
Soundcloud:https://soundcloud.com/muzakrockmexico





Deja un comentario