Por - - 0 Comments

La mancuerna Burton/Elfman es quizás la segunda más popular luego de aquella impresionante Spielberg/Williams. Sin duda alguna la música es fundamental en una película, del género que ésta sea.

El día miércoles 9 de abril, después de una ligera jaqueca y un viaje relámpago de Puebla a Ciudad de México, tuve el gozo de cerrar el día con música que me llevó de regreso a mis años de pubertad. Hacia el verano de 1989 en donde a pesar de mi inocencia no dejó de impresionarme Tim Burton con su popular Batman. 

Esa fue quizás la razón principal que motivó mi asistencia al evento: ¡Imaginen escuchar en vivo los temas de la película acompañando las imágenes representativas! El programa fue amplio, las películas más representativas del director norteamericano estuvieron presentes. Emanaba esa estética llena de curiosos artefactos mecánicos antropomórficos, pisos de cuadros blanco y negro, constante presencia de colores y personajes de circo.

Eso fue en imágenes, en sonidos el lenguaje de Burton lleva como sello característico la música de Danny Elfman. Ahí estaba la Orquesta Sinfónica Nacional y Coro bajo la batuta de John Mauceri. Muy buena interpretación por parte de la orquesta, siempre me da un cierto alivio darme cuenta que en este país aún quedan algunos ensambles sinfónicos de alto nivel. Incluido su coro.

El programa fue en dos partes con intermedio. La primera de ellas enfocada en la parte de aventura- drama, llamaron mi atención Marcianos al Ataque, con el uso de sintetizadores sesenteros, Beetlejuice con su poderoso tema con línea de metales marcando fuertemente un compás de marcha. Sleepy Hollow con su aire de misterio y por supuesto los ya mencionados temas que realzan la historia en  las películas del hombre murciélago. En todo momento además de las escenas memorables de los filmes aparecen bocetos con personajes y cuadros representativos.

La segunda parte del programa tuvo un aire un poco más infantil, ahí los momentos estelares fueron: Un solo de piano que forma parte de El Cadáver de la Novia, muy al estilo de los nocturnos de Chopin. La presencia de la joven virtuosa del violín Sandy Cameron en la mitad de El joven manos de Tijeraemulando con su ejecución la presteza y finura que tenía Edward, el personaje de la historia, al dar forma a los arbustos en aquel suburbio donde apareció. Finalmente hizo su aparición en escena el mismísimo Danny Elfman para dar voz al personaje esquelético en El extraño mundo de Jack. Un tipo muy teatral el compositor, cantando y bailando, divirtiéndose como niño.

El encore del programa fue Alicia en el país de las Maravillas donde quizá el soundtrack no es tan impresionaste como el niño cantor que hizo los solos vocales.

Para cerrar el show, Elfman aparece de nuevo y el director Mauceri se pone un gorro de Santa Claus para cantar a dueto un tema más de la película El extraño mundo de Jack.

Buen sabor de boca dejó la interpretación de la orquesta, me da orgullo como músico y mexicano, excelente por la joven promesa Sandy Cameron en el violín y por ese chiquillo, cuyo nombre no aparece por ningún lado, que desde tierna edad abraza la música. Por supuesto gracias a Elfman por poner música a aquellas historias que nos han hecho soñar.

Video de Notimex:





Deja un comentario