Por - - 0 Comments


La familia Terrícolas Imbéciles está en crecimiento y es por eso que nos anuncian el debut de una banda española de nombre Dolores, aca más info:

Disco póstumo, el trabajo de presentación de Dolores, es con toda probabilidad, el LP revelación del año en España. Es, además, la reivindicación de una forma de entender la música como un trabajo de orfebrería, como se hacía antes, sin prisas y sin pretensiones. Sin ceder a modas ni a intereses, pero sin dejar de sonar rabiosamente actuales. Dolores nos miman con un trabajo al más puro estilo The head on the door de The Cure, denso y oscuro, pero rico en canciones orgullosas de su estirpe pop. Un disco en el que cada tema tiene vocación de single, sin avergonzarse de enfilar coros como catedrales, porque estos han sido edificados sobre sólidos entramados musicales; de esos que sorprenden por su efectividad y economía de medios.

El sonido de Dolores es denso, intenso y pétreo. Los han comparado a los citados The Cure, y a Parálisis Permanente. El hecho es que es impactante que un grupo con una vida tan corta tenga un sonido tan personal. Dentro de la imposible amalgama de sonidos y estados de ánimo que componen este disco nunca se pierde la referencia de que, al final, Dolores suena a Dolores. Un grupo al servicio de sus canciones, que son sus únicos e incontestables argumentos: “Cortafuegos”, el pistoletazo de salida del disco, es un rompehielos abriéndose paso por tus costillas. Una buena forma de demostrar que un hit pop puede tener la fuerza del postpunk más mecánico y no por ello resultar forzado. Lo peor de perderte a Dolores no es perderte the next big thing. Eso lo dejamos para las revistas de tendencias. Lo peor de perderte a Dolores es perderte sus canciones. Y punto.

Y para saber de que se trata aquí les dejamos el video de su primer sencillo titulado «Cortafuegos»:





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.