Por - - 0 Comments

Una forma de atesorar la herencia cultural de un pueblo, es estudiarla profesionalmente. De nada sirve encerrarla en las vitrinas de un museo o colocarle etiquetas arrogantes como “patrimonio cultural de la humanidad”, que suenan muy bien como adjetivo, pero de nada sirven como elemento de difusión.

La música de las bases populares, como vehículo de expresión social, tiene mucho que decir sobre la historia y el contexto temporal de una nación. Es por eso que en países como España, comienzan a surgir titulados superiores en el ámbito del rock.  

En el año 2014, en la ciudad de Barcelona, el Gobierno de la Generalitat de Catalunya (Departament d’Ensenyament), aprobó el programa de estudios de la Escuela Superior de Música Jam Session de Barcelona como escuela superior en el ámbito del Rock, las Músicas Urbanas y las Nuevas Tendencias.

4 años después, España tiene ya los primeros licenciados en el ámbito del Rock, Músicas Urbanas y Tendencias.  Jóvenes, que sin duda pasan a las historia como pioneros en esta titulación.

 



 

Este hecho no ha pasado desapercibido en España, en donde ya se reconoce a la Escuela Superior Jam Session de Barcelona como la primera Universidad del Rock.

Más allá de cuestionar si en este momento existe o no un campo laboral viable para que estos expertos en la música rock aprovechen sus conocimientos, es de destacar la gran apuesta de la Escuela Superior Jam Session abriendo campo en este ámbito a nivel licenciatura.

En México existe un campo de estudios inmenso en temas de Rock y músicas urbanas. El rock marginal siempre ha sido un vehículo de expresión colectiva con el cual enfrentar las profundas desigualdades e injusticias.

Hasta el momento, nadie ha atendido desde un perfil de carrera profesional. Aunque existen antropólogos, periodistas e investigadores con cierta autoridad en culturas urbana, en México no contamos con verdaderos especialistas que hablen de los inicios del rock marginal en México, de la escena del rock urbano en los cinturones de pobreza de las grandes metrópolis o de los movimientos de rock chicano en el interregno de la frontera con Estados Unidas.

Ojalá algún día podamos aspirar a tener en México una Universidad del Rock que se tome en serio a este género de la forma en que lo hace la  Escuela Superior Jam Session, que por estos días abre su periodo de inscripciones en Barcelona.

mail





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.