Por - - 0 Comments

Quienes no tuvieron oportunidad de oír a Cielo Pordomingo con su tema Beautiful Hole, vayan al texto de Sonidos Marginales de recomendaciones de enero de 2016, titulado “Tres recomendaciones diversas pero bien hechas”. Dénse chance de oír esa rola y conozcan a la artista. Ahora Cielo  Pordomingo nos ofrece éste mes su nuevo álbum Fugaline, siguiendo en el esquema de música electrónica.

La músico argentina que reside en Querétaro presenta un álbum interesante y un poco arriesgado para oídos convencionales. Diez canciones conforman el disco, con líricas que juegan en inglés y español nos llevan a un túnel de misterio que arranca con el track Escape (léase esqueip) una canción con pasajes orquestales de dramatismo cinematográfico que evocan el tema de alguna película de James Bond.

De ahí nos vamos a una balada cuyo texto parece aleccionar a una persona a tener cuidado con sus sentimientos de entrega, el título es Insensible. De ahí brincamos a un tema más pop que en la interpretación vocal nos hace pensar en pop adolescente, pero con un entorno de timbres que le dan cierto aire siniestro. Play with me es su nombre.

Marioneta es el tema que sigue, me parece que si nos lo imaginamos con arreglo de guitarra, contrabajo y bandoneón, podría fácilmente pasar por un tango. Se da paso después a Quieta, una canción de psicodelia electrónica con una línea de cuerdas que le otorga buen realce.

El siguiente tema es Pequeño Mundo, de nuevo llega a nosotros una idea de drama y delirio, seguramente el delirio de la persona que protagoniza la letra, a quien creo anhelar la vuelta de su ser amado. Es aquí donde el viaje del álbum nos hace tocar el fondo oscuro.

De ahí nos saca de vuelta a la luz con una especie de Intermezzo que se llama Time to Breathe, es casi un baile onírico con un bonito arreglo de alientos. Volvemos a relajarnos con Caída Libre, una canción alegre, sin duda el postrecito después del plato fuerte.

Comienza ahora la entrada al Laberinto, un tema sin lírica cuyo arreglo instrumental me hace pensar en paisajes de fantasía medieval, bien podía ser música para un videojuego tipo Zelda.

El viaje termina con Something Changes sin duda es una despedida, pero con promesa de volver.

Es un buen trabajo de Cielo Pordomingo, diferentes historias y enfoques. Los arreglos de cuerda son quizás un elemento al que no se le hace del todo justicia, a opinión de su servidor, debieron haberse dejado más al natural. Tanto procesamiento hace que se pierda la característica tímbrica de los instrumentos acústicos. Que se distinga más el arco y la resonancia en la madera o de plano optar por un arreglo de cuerda netamente electrónico que ofrezca timbres alternativos.

Buen trabajo, recomendado para oír con audífonos en una tarde con 50 minutos para reposar o en un viaje en autobús de una hora.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *