Por - - 0 Comments

Se cumplen 23 años de existencia de la fuerza musical llamada La Barranca. El aquimista de esta entidad artística es el mexicano José Manuel Aguilera, narrador, compositor y conductor musical de un proyecto que al paso de los años ha cobrado vida propia.

“No hay manera de huir de aquí, nadie puede salir de La Barranca. Es necesario saber soñar para sobrevivir a La Barranca” dicen los versos del tema “La Barranca”, incluido en “El Fuego de la noche” (2005). Difícil encontrar una banda con un leit motiv tan claro y necesariamente introspectivo. Y es que la materia prima de sus canciones son los claroscuros de la personalidad humana, los demonios de los que nadie habla, pero también las ilusiones, los sueños y el instinto de supervivencia que son parte de la condición humana.

“No hay placer sin dolor, no es amor si no lastima” dice la primera línea del corte “Rosa” del álbum “Denzura” (2010). Así como la vida es una conjunción de alegrías y desventuras, la calidad musical del grupo es prodigio y condena para una agrupación distinta al resto de sus contemporáneos y difícil de ubicar en la geografía del rock hecho en México.

A lo largo de más de dos décadas de historia y 10 producciones discográficas, la entidad musical ha cambiado de integrantes entre los que se cuentan a Alejandro Otaola, Alfondo André y los hermanos José María y Alonso Arreola. El acierto de José Manuel Aguilera, ha sido construir una identidad sonora tan particular que permite que músicos de excelentísima calidad pueden sumarse y distanciarse del proyecto sin perder consistencia.

“Hoy no es un día común, hoy es un día negro” dice el principio del tema “Día Negro” incluido en La Tempestad” (1997). Y es que escuchar a La Barranca en directo es una experiencia aparte. Quienes han tenido la fortuna de estar en uno de sus conciertos saben que la magia del conjunto de Aguilera es mucho más que una ejecución impecable. Hablamos pues de fuerza interpretativa, de pasión sobre el escenario y de arreglos, maravillosos arreglos que siempre son distintos de un show a otro.

En el vigésimo aniversario de “La Tempestad” (1997) disco seminal del rock nacional, La Barranca ha preparado una celebración musical en el Teatro Fru Fru de la Ciudad de México, un lugar tan enigmático como el disco que se tocará en directo. Será este próximo 20 de mayo cuando Aguilera y su banda invoquen al “Día negro” en un recinto mágico y donde se rumora que deambula un fantasma. ¿Acaso hay mejor escenario para una odisea musical?

La Barranca
Acto abridor El Fausto
Teatro Fru Fru
Donceles 24 Col. Centro
Sábado 20 de mayo
20:00 hrs





Deja un comentario